Actividad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

El Mundo - Cid, al TSJ por usar su cargo para descafeinar una protesta policial

publicado a la‎(s)‎ 11 ene. 2019 9:32 por ARP Sindicato PN

Un informe suyo consigue que la Subdelegación cambie la ubicación de la concentración contra su gestión
Un sindicato ha presentado un recurso ante el Alto Tribunal autonómico
El comisario atado a sí mismo

Enlace a la noticia original


A Alfonso Cid no le gusta que se dé visibilidad a la rebelión que hay en la Comisaría de Alicante por su nefasta gestión. Hay ocasiones en las que no puede acallar las críticas pero otras en las que está en su mano silenciarlas y eso es lo que ha hecho según un recurso que se ha presentado en su contra ante el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV).

El cambio de ubicación de la concentración organizada por la Agrupación Reformista de Policías (ARP) contra su manera de dirigir la Policía ha supuesto la enésima polémica de Cid por la sospecha, casi certeza, de los convocantes de que ha hecho uso de su cargo para amoldar la normativa a sus circunstancias y descafeinar la protesta.

En un principio, el acto estaba previsto frente a la Subdelegación del Gobierno pero finalmente se hará a 50 metros del edificio gracias a un informe firmado por el comisario en el que alerta a Araceli Poblador de los supuestos problemas de seguridad que los manifestantes (todos policías) causarían en la puerta de la Subdelegación. Este movimiento ha sido respondido con un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal autonómico. Esta distancia, razonan los convocantes, «desnaturaliza el fin perseguido».

Para empezar, el letrado expone a la Sala el conflicto de intereses entre «el informante (Cid) y el objeto del informe». La protesta está dirigida contra él y Cid es , a su vez, el que tiene que realizar un informe para la Subdelegación sobre ella. Este hecho, razona el escrito, «permite cuando menos presumir su falta de objetividad al sugerir la limitación que se ha acordado».

La intervención de Cid no ha hecho más que avivar la polémica en un Cuerpo ya más que acostumbrado a su forma de hacer las cosas. La Subdelegación del Gobierno de Alicante autorizó la concentración. Sin embargo, ahora ha modificado sus términos gracias al informe presentado por el comisario y ha limitado el lugar, dice, «a una distancia de al menos 50 metros del edificio, quedando la acera de la Subdelegación libre, con la finalidad de no entorpecer el tránsito de ciudadanos y trabajadores que acudan a las dependencias».

Los convocantes propusieron dejar una distancia de cinco metros pero se ha rechazado. Este hecho no revestiría especial gravedad si no fuera por la movilización de otra plataforma que se produjo en fechas recientes y para la que Cid no puso pegas. Se realizó en la puerta de la Subdelegación.

«Queda claro que es un agravio que en fechas tan recientes como los pasados días 28 de septiembre y 27 de octubre de 2018, la misma Subdelegación del Gobierno de Alicante autorizó a otra plataforma para que se concentrase ante la misma Subdelegación y frente a sus mismas puertas», indica el recurso. A juicio del letrado «la referida alteración del lugar de la concentración afecta gravemente el ejercicio del derecho constitucional reconocido en el artículo 21.2 CE toda vez que (...) aparta desproporcionadamente la misma del lugar ante el que la protesta encuentra su razón de ser».

Y añade: «uno de las razones de la concentración explicitadas en la solicitud es ladiscordancia entre la estadística del Ministerio del Interior sobre el incremento de los índices de criminalidad en la ciudad de Alicante, y la información que al respecto ofrece precisamente la Subdelegación del Gobierno».

Comments