Actividad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

El Mundo - Lorente: 'Logramos el protocolo antiterrorista. Estamos satisfechos'

publicado a la‎(s)‎ 6 abr. 2018 11:28 por ARP Sindicato PN
El coordinador general de ARP, Luis Miguel Lorente, en la puerta de la Comisaría de Alicante.
M. LORENZO


En octubre de 2016, se presentaba un sindicato policial que se autodefinía como progresista. La Agrupación Reformista de Policías (ARP) -que también asegura ser reformista y defensora de los Derechos Humanos (DDHH)- se desplegaba al resto de España desde Alicante. Con tres agentes. Desde un pequeño despacho. Con pocos recursos pero con todas las pretensiones.

A muchos agentes les gustó el proyecto y la piedra angular sobre la que se sostenía. Les atrajo la sacudida que ARP quería dar a la trastienda del Cuerpodesde su base hasta la bóveda. Surgía un sindicato incómodo; la rima asonante de las agrupaciones tradicionales, a las que en este tiempo no han dejado de poner en la picota por cuestiones de fondo y de forma.

Ha pasado un año y medio de aquello, y hoy es momento de hacer balance. El colectivo siempre tuvo claro -y así lo ha repetido hasta la saciedad su coordinador general Luis Miguel Lorente- que no era otro sindicato más, que había llegado para otra cosa.

Uno de los logros que destaca Lorente es el de haber conseguido que desde el Ministerio del Interior en menos de tres meses se confeccionara y publicara un protocolo de actuación ciudadana ante un ataque terrorista tras denunciar que no existía. Fue él mismo quien dio la voz de alarma al advertir de «la falta de reacción del Gobierno» ante una situación de estas características.

Su denuncia obligó al Ejecutivo central a mover ficha y hacerlo en un tiempo récord por cuestiones obvias. «Nada más que por este último logro ha valido la pena del trabajo intensivo de estos últimos meses» resuelve. En cuanto al balance, es optimista. «Se ha producido un aumento exponencial de afiliaciones, representación por toda España y adhesiones sociales de todo tipo. Somos el único sindicato policial español con un verdadero proyecto reformista e innovador, una estructura muy seria cuidadosamente diseñada y un auténtico espíritu independiente y reivindicativo».

Cabe recordar que ARP apoyó muy activamente a Jusapol, la asociación creada por policías nacionales y guardias civiles con la que buscaban que sus sueldos y complementos retributivos se equipararan al resto de policías españoles.

«En el pensamiento de esta organización siempre estuvo el acabar con unainjusticia salarial que se había enquistado por falta de voluntad política, por falta de cumplimiento de promesas electorales y por no haber sido tratado con la necesaria diligencia por parte de los sindicatos policiales».

Lorente reconoce que son críticos pero, insiste, no entienden otra forma de funcionar. Desde su atalaya, ARP quiere acabar con el uso «partidista de los agentes» y con los privilegios de las cúpulas. «Hay que erradicar corruptelas y amiguismos dentro del Cuerpo y la concesión a dedo de las medallas pensionadas», reivindica.

Desde la Agrupación Reformista de Policías persiguen, tal como subrayan, cambiar una estructura que a su juicio es «caduca».

Esta voz discordante, reconoce, les ha acarreado no pocas presiones en este tiempo y también la incomprensión de una buena parte del Cuerpo. El pasado marzo, el sindicato se desplazó hasta Madrid donde mantuvo una ronda de entrevistas en el Congreso de los Diputados con los distintos grupos parlamentarios a los que les expusieron su forma de trabajar y sus objetivos. ARP es una agrupación joven pero intensa como demuestran estos quince meses de andadura. El futuro Lorente lo ve igual: «Con trabajo y esfuerzo».
Comments