Actividad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

La voz incómoda que rompe los esquemas de la Policía

publicado a la‎(s)‎ 29 dic. 2016 13:56 por ARP Sindicato PN   [ actualizado el 21 feb. 2017 10:23 ]
Entrevista al Coordinador General de ARP, Luís Miguel Lorente Moreno, en el Diario El Mundo.
  • Un nuevo sindicato pide acabar con el uso partidista de los agentes y con los privilegios de las cúpulas
  • Terminar con la militarización «encubierta», entre sus objetivos
La idea siempre estuvo ahí pero empezó a punzar hace un par de años. La génesis fue el convencimiento de que las cosas podían ser de otra manera y el empujón que necesitaban para que el sindicato que va a revolucionar a la Policía saliera adelante fue la certeza de que era factible. Así de simple y de complicado a la vez. 

Las cosas tenían que cambiar dentro del Cuerpo porque el modelo que representa a los agentes no se sostiene, es la premisa. Y así fue como tres policías nacionales de la Comunidad Valenciana se atrevieron a ser el verso suelto de la Policía, donde rara vez se levanta la voz. Esta es una de ellas y el altavoz es el sindicato Agrupación Reformista de Policías (ARP) que busca acabar con la utilización partidista del Cuerpo y que propone la unificación con la Guardia Civil una vez que se haya desmilitarizado. Las cartas que ha puesto sobre la mesa van a escocer. El sindicato lo sabe. Tiene claro que es necesario acabar con ciertos privilegios de la cúpula policial y acercar la Policía a la ciudadanía; «limpiar las conductas reprobables que alejan el trabajo de los agentes de la sociedad» . Y no tiene ningún problema en llamar a las cosas por su nombre.

«El sindicato luchará en contra del retroceso en derechos como podría ser la militarización encubierta y utilización interesada y partidista de los policías bajo creencias e ideologías, Ley Mordaza, Ley de Personal entre otros muchas cosas». El coordinador general de ARP, Luis Miguel Lorente, habla sin tapujos de los males diagnosticados al Cuerpo a los que el sindicato busca poner remedio.

«Es necesario cambiar el modelo porque hemos visto que el que hay no funciona», explica. «No queremos hacer uso de las dádivas para conseguir tener afiliados o votos para tener representación en el Consejo de la Policía. O permitir que las organizaciones sindicales policiales sean meras centrales de servicios».

También defiende que la Policía Nacional sea dirigida por un profesional policial evitando, dice, «que políticos sin conocimiento o con intereses partidistas opten al cargo, que los agentes tengan derecho a la huelga concertada», la separación entre los poderes públicos y la esfera religiosa y abolir el Consejo de la Policía.

«Queremos policías nacionales bien tratados retributivamente y bien considerados en su seguridad y derechos pero a su vez muy concienciados en el respeto a los derechos de las personas».

Enlace a la entrevista completa: 
Comments