Actividad‎ > ‎Noticias‎ > ‎

Tribuna Salamanca - Luis Miguel L. Moreno, Héroe Homérico ARP

publicado a la‎(s)‎ 8 ene. 2018 10:31 por ARP Sindicato PN
1%20luis%20miguel%20lorente%20moreno,%20coordinador%20general%20de%20la%20agrupaci%c3%b3n%20reformista%20arp%20eduardo%20bl%c3%a1quez%202 detail
Al hablar con Luis Miguel Lorente Moreno, Coordinador General de la Agrupación Reformista ARP, se reconocen los valores de un Policía con capacidad para crear un pensamiento integrador y diversificado con dotes para conquistar espacios de libertad para sus compañeros.


Al hablar con Luis Miguel Lorente Moreno, Coordinador General de la Agrupación Reformista ARP, se reconocen los valores de un Policía con capacidad para crear un pensamiento integrador y diversificado con dotes para conquistar espacios de libertad para sus compañeros. ARP, Sindicato de Policía Nacional, ha construido un relato insólito y efectivo, se trata de una agrupación emergente e independiente, implicada y con compromisos contra la corrupción y a favor de los derechos humanos; con una ideología poliédrica/abierta/diversificada se elevan al Olimpo de las Igualdades.

 
Al entrevistar a Luis Miguel, noté un equilibrio de fuerza y de entendimiento útiles para impregnar a la sociedad los ideales renovados de ARP; un motor de cambios que les unen con los Héroes Homéricos, con las fábulas clásicas y con la areté griega. Luis Miguel Lorente busca, investigando, la excelencia y la virtud, desde la vanguardia, con elocuencia y con pasión por el arte, ensalza/teje el valor de la moral, como la ética homérica, para impregnar la fidelidad/lealtad a la Ley y a las Normas; desde una amplia mirada sobre los tipos de conocimiento, Luis Miguel transmite saberes, como la paideia griega, apelando a la pedagogía liberal e indicando el culto a la virtud de la mano de la cultura; convertido en humanista, Luis Miguel es un policía elocuente, domina el lenguaje y se fortalece con su equipo de héroes-heroínas, para proponer el sueño de un Nuevo Modelo de Policía Nacional.

 

ARP, de la mano de Luis Miguel, Carolina, David, se presentan(representan) también, junto a los sabios hombres de dilatada carrera que, por sus experiencias(Manuel), aportan la unión entre la Virtud y la Sabiduría, pilares para experimentar con nuevas tecnologías (redes sociales, video conferencias) en los proyectos innovadores que, como procesos creativos, permitan empatizar con una sociedad que les necesita.

 

1-¿Cómo surgió la Agrupación Reformista de Policías (ARP)?

ARP surgió como una alternativa moderna, rompedora, en contraposición al caduco mundo sindical policial en parálisis reivindicativa, y ajeno a los intereses reales del colectivo por estar a “otros menesteres”. Fue el fruto de la experiencia de policías veteranos curtidos en mil batallas en simbiosis con el entusiasmo y visión de policías jóvenes con ganas de cambiar las cosas. Un conjunto de personas que a través de su trabajo y preparación consideraron que era el momento adecuado para impulsar un proyecto que reformara y pusiera las bases de la Policía y el sindicalismo policial del futuro. En definitiva, asentar una organización de policías en plena consonancia con su ciudadanía, defensora del colectivo policial sin pecar de corporativista y defensora de la legalidad y de los derechos humanos por encima de todo.


2-¿Cómo ha evolucionado ARP?

Desde nuestra creación el talante ha sido siempre constructivo y abierto a la mejora, al aprendizaje. En un mundo en constante evolución entendemos que es la mejor manera de formar parte de tu tiempo y ser realmente efectivos. Y parte de ello lo demuestra el que nuestra apuesta decidida por las nuevas tecnologías nos haya obligado a renovarnos constantemente para poder adaptarnos a las exigencias del uso de plataformas tecnológicas que nos permitan ser eficientes con el mínimo tiempo exigible empleado, teniendo en cuenta que todos y cada uno de nosotros trabajamos y tenemos familias y amigos a los que atender debidamente.

 

3- ¿Qué cambios ha experimentado en su trayectoria la Agrupación?

Respecto de los cambios experimentados en nuestra trayectoria y que no habíamos previsto, cabe resaltar la campaña que estamos efectuando de apoyo incondicional al movimiento de justicia salarial policial (JUSAPOL) nacido por y para conseguir la equiparación salarial de policías y guardia civiles con las policías autonómicas. Desde su inicio y por petición de nuestras bases hicimos una consulta democrática a nuestra afiliación, ya que escucharles y tenerles en cuenta es una de nuestras señas de identidad, y por mayoría decidieron mandatarnos para que apoyáramos. Y desde la puesta de largo del movimiento de indignación policial en Palencia estamos identificados con esta reivindicación. En nuestros estatutos fundacionales y nuevo modelo reformista contemplábamos a priori no sólo apoyar a asociaciones como JUSAPOL sino que también la equiparación salarial era una de nuestras propuestas. Por lo que de manera muy natural ARP ha coincidido con JUSAPOL en la necesidad de cambiar las reglas de juego para conseguir avances ante la domesticación de los de siempre.

 

4-En el proyecto sindical y en sus contenidos, en sus acciones y en sus manifestaciones, como un proceso creativo, se traducen la libertad de expresión y una conquista de derechos para los Policías Nacionales, para la sociedad, en dinámica reflexión-transformación. ¿Cómo explicaría las claves de un Sindicato Reformista?

No hay una clave que sea magistral para avanzar en la conquista de derechos, pero sí que tenemos claro en ARP que hace falta no sólo aptitud sino también actitud. Consideramos que además de tener la capacidad para poder ofrecer opciones viables de cambio tenemos que tener las ganas de poder pelear para que sean tenidas en cuenta y lleguen a materializarse. Lo que nos diferencia del resto de organizaciones es que entendemos que cualquier opción tiene que estar en sintonía con la ciudadanía y que necesitamos primero su comprensión y apoyo, para una vez conseguida dicha complicidad, poder trabajar dentro del colectivo policial para romper tantas barreras y tabús que no nos permiten avanzar. Para romper el anticuado molde primero tenemos que desarrollar la labor pedagógica y de desprogramación consistente en hacer comprender que dicho modelo es antiguo y que debe ser reformado.

 

5-Los ideales de libertad e igualdad emanan en ARP, se visibiliza un Nuevo Modelo de Policía Nacional. ¿Cómo construyen los ideales, cómo se llevan a la práctica?

En la Agrupación Reformista de Policías no nos cansamos de repetir que somos un grupo de personas comprometidas, sin prebenda alguna que no sea la satisfacción de la mejora de las condiciones de todos/as los/as policías en una Policía del futuro y de comprobar la satisfacción de la sociedad por nuestro trabajo. En nuestro proceder llenamos nuestras siglas de contenido pleno de principios y de fuerza. Las personas implicadas somos las que le damos empaque a este proyecto humanista. No somos oportunistas que se escudan en las siglas de sus organizaciones para disfrutar privilegios, huir del trabajo o defender intereses espurios.  Y ese es nuestro carácter definitorio, trabajar para los demás para así nosotros también recibir los estímulos de vivir en un modelo cada vez más adecuado al bienestar de todos/as. Y un ejemplo que nos llena de orgullo por nuestra capacidad de aunar los ideales de libertad e igualdad es el maravilloso grupo de representantes que hemos formado tan heterogéneo que contempla todo el espectro ideológico existente y casi todos los rincones de España. Un grupo donde en equilibrio y desde el respeto cualquiera puede aportar su visión de las cosas y es escuchado en igualdad de condiciones que el resto

 
 6-Señale, por favor, los rasgos y los contenidos diferenciadores con el resto de sindicatos de la Policía Nacional.

Lo primero de todo es que en ARP hemos confeccionado un código de honestidad del representante sindical que nos obliga a todos y cada uno de sus integrantes. Y en dicho código de conducta se contempla entre otros aspectos el no vivir mejor que los afiliados que representas, no comprar voluntades con regalos, no lucrarse aprovechando el estatus sindical ni tener negocios encubiertos con la formación y la prestación de servicios, no abusar de las liberaciones sindicales, etc. En nuestra agrupación queremos acabar con el amansamiento y servidumbre al poder de las cúpulas sindicales, queremos potenciar la participación de los policías de base en la acción sindical y reivindicativa real defendiendo sus intereses. Porque una cosa se está desvelando tras los históricos últimos acontecimientos vividos con la reivindicación de la equiparación salarial, y es que los sindicatos tradicionales, sea por ineptitud o por una calculada intencionalidad, ya no tienen la influencia y capacidad de movilización del colectivo policial que deberían tener teniendo en cuenta su tejido organizativo y poder económico (por cierto, economías cada vez más deterioradas por la desafiliación constante y las deudas contraídas para poder comprar voluntades en las elecciones sindicales con regalos costosos que les permitan perpetuarse y sostener privilegios de sus cúpulas). Nunca más podrán decir para justificarse que es que los policías no se movilizan, ni tienen compromiso ni capacidad de trabajo para reivindicar sus derechos. Y una muestra es que por mucho que se quiera entorpecer o capitalizar esta histórica movilización los policías de toda España, junto a nuestros hermanos guardia civiles, no vamos a parar hasta conseguir el objetivo. Y nada va a volver a ser igual porque los/as policías están abriendo los ojos y ya no van a permitir más engaños. El camino a la reforma del modelo ya está en marcha y es imparable

 

6-Indique una Utopía de ARP

La utopía es algo necesario siempre que no provoque su falta de consecución melancolía y parálisis. La utopía sirve para avanzar. Una cualidad del ser humano es siempre ir en busca de ideales que le hagan mejorar. Por eso, en ARP nos gustaría que llegara el día en el que a los/as policías se nos considerara por parte de mandos y políticos como merecemos como trabajadores y se nos proporcionaran las condiciones, preparación y materiales necesarios para poder ejercer nuestra labor de manera inmejorable. Conseguir que realmente los puentes que estamos tendiendo día a día con la ciudadanía nos hagan llegar a una afinidad total con ellos y nuestro colectivo. Además de que valoraríamos como un gran logro el que cualquiera dentro del colectivo pudiera expresar sus ideas, orientación sexual, o aspectos diferenciadores del tipo que fueran en total libertad sin discriminación alguna y siempre teniendo en cuenta el marco legal y nuestra necesaria neutralidad en el desempeño de las funciones policiales. Y por último que se materializara la reivindicación actualmente estrella de la equiparación salarial con las policías autonómicas y que para ello como nosotros solicitamos en nuestra propuesta de modelo policial se materialice una mesa de negociación única y vinculante en la que junto al Ministro del Interior y la totalidad de sindicatos y asociaciones (unos con voz y voto, y otros con voz) se pueda llegar a un acuerdo que no esté supeditado a cálculos políticos en base a apoyos en los presupuestos generales del Estado. Los policías no merecen estar siempre hipotecados a este tipo de cambalaches políticos para ver mejoradas sus condiciones.
Comments