Actividad‎ > ‎

Noticias

Mostrando entradas 1 - 5 de 29. Ver más »

Público - Equiparación salarial a Policía y Guardia Civil: 26 años de promesas de PP y PSOE

publicado a la‎(s)‎ 17 oct. 2017 9:16 por ARP Sindicato PN

Agentes de los Cuerpos de Seguridad de Estado volverán a manifestarse a final de mes en Madrid  para pedir un aumento salarial que les ponga al nivel de lo que cobran del Ministerio del Interior las policías autonómicas. Mientras el Gobierno sigue sin contestar a las preguntas que Unidos Podemos ha hecho sobre el tema tanto en el Senado como el Congreso.
Manifestación de policías nacionales y guardias civiles en Madrid. / EP


El 19 de junio de 1991, el diputado de Izquierda Unida (IU), Antonio Romero, preguntaba al entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera, por la equiparación salarial entre la Guardia Civil y la Policía, y de estas con las nuevas policías autonómicas. 26 años después la reivindicación sigue en el mismo punto, por eso a final de mes agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado volverán a manifestarse ante la sede que ahora ocupa Juan Ignacio Zoido, para reclamar un sueldo justo e igual a todas las policías. 

Tanto la Agrupación Reformista de Policías (ARP) como de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) aseguran que en estas dos décadas y media la reivindicación ha sido constante. "En 2008 nos manifestamos por primera vez por la equiparación salarial como bandera y en 2010 nos reunimos con el entonces ministro Alfredo Pérez Rubalcaba que nos dijo que haría lo posible... Nada", explica Manuel Soler de (ARP). 

El caso de los agentes de la Guardia Civil es casi más sangrante, explica Juan Fernández de AUGC, porque su salario es menor incluso que el de la Policía Nacional. "Tanto el PP como el PSOE nos han prometido, estando en el Gobierno y en la oposición, que abordarían esta desigualdad con las policías autonómicas, pero sólo nos han hecho subidas del IPC hasta que nos congelaron el salario como al resto de funcionarios. Es hora de que se cumpla que a iguales funciones, igual salario. Eso es lo justo."

La vuelta de tuerca a los 700 euros que puede haber de diferencia entre un agente de los Mossos y Ertzaina y uno de la Guardia Civil y la Policía es que el salario lo paga en todos los casos el Ministerio del Interior, no los gobiernos autonómicos. Y los Mossos y la Ertzaina nacieron costando al Estado mucho más que la Policía y Guardia Civil. Por ejemplo, cada mosso le sale a Interior a 40.000 euros de media frente a los entre 25.000 y 30.000 que puede costar un agente de guardia civil o policía. A partir de esa cantidad es el Gobierno autonómico quien abona un extra al salario que llega de Madrid. Solo ha habido una excepción, en 2005 se saldó con una transferencia del Estado a la comunidad autónoma por valor de 523 millones de euros.

Una historia de lucha y falsas promesas
A finales de septiembre, la senadora de Unidos Podemos, Vanessa Angustia, planteaba una pregunta al Gobierno que se iniciaba con el recordatorio de la que su compañero Antonio Romero le hizo a Corcuera hace 26 años. El Gobierno aún la ha contestado aunque teme que en 2018 tampoco se verá cumplida, "porque Mariano Rajoy y Juan Ignacio Zoido no lo han incluido en los Presupuestos Generales del Estado. ¿Qué ha pasado desde entonces?

"Cuatro años después, en el 95, se abrió una subcomisión para revisara diferentes demandas de los Cuerpos de Seguridad en la que se abordaba la equiparación salarial, pero el resultado no fue nada gratificante y no se han producido avances. Se reconocía que la ley de 1984 se había quedado antigua, se detectaban los problemas de desigualdad ante un mismo trabajo, pero no ha habido ninguna evolución tras esas comisión", explica Vanessa Angustia 

AUGC y ARP, junto con el resto de sindicatos policiales y agrupaciones de Guardia Civil, forman parte de Jusapol; un proyecto que nació en la comisaría de Palencia a través de una grupo de agentes no sindicados, que invitaban a todas las organizaciones a unir "sus fuerzas para solicitar con firmeza la equiparación, nosotros los apoyaremos, mientras tanto seremos nosotros los que lo solicitaremos". 

Como recuerda el guardia civil y diputado Juan Antonio Delgado, de Unidos Podemos y ex portavoz de la AUGC, "en 2008 salimos todas las asociaciones y sindicatos -en el caso de la Guardia Civil fue un hito porque no podemos manifestarnos por el ámbito militar- para reclamar la equiparación salarial, el PP mostró su aopoyo pero no hizo nada". Delgado preguntó recientemente al ministro Zoido sobre esta demanda que se ha visto potenciada por la relevancia que en el conflicto catalán ha adquirido Policía y Guardia Civil tras el 1 de octubre, "como es habitual no obtuve más contestación que un 'cuando haya recursos' y poco más de interés". 

La manifestación de 2008 es recordada por ser la primera en la que se unían agentes de los dos Cuerpos de Seguridad del Estado afectados por traslados de ciudad, infraviviendas en cuarteles o una jubilación en la que sigue quedando reflejada la desigualdad salarial, al no incluir ningún tipo de plus. Desde entonces hasta ahora, recuerda Jusapol, "no solo no hemos conseguido la equiparación salarial sino que nos han bajado el sueldo un 5%, desde el 2008 ha subido el IPC un 12% y solo hemos obtenido una mejora en la nómina de 1% en 2016 y otro 1% en 2017, que lo cobramos en el mes de agosto".

El País - Carta abierta de un mosso al ministro del Interior

publicado a la‎(s)‎ 13 oct. 2017 9:37 por ARP Sindicato PN

Un miembro de la policía catalana, en nombre de un grupo, le explica a Zoido que se sienten “secuestrados” y que sus nombres aparecen en “listas de españolistas”
PATRICIA ORTEGA DOLZ
Madrid 13 OCT 2017
El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero a su llegada para declarar en la Audiencia Nacional.
El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero a su llegada para declarar en la Audiencia Nacional. JAIME VILLANUEVA


El Gobierno espera hasta el lunes a las 10.00 de la mañana la respuesta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para aplicar o no el artículo 155 de la Constitución. Y, en caso de que finalmente se aplique, serán posiblemente los Mossos d’Esquadra unos de los primeros afectados, ya que con toda probabilidad pasarían a quedar bajo la dependencia orgánica del Ministerio del Interior, durante el tiempo que se considerase necesario, según prevé ese artículo. Una situación deseada por unos mossos —a la luz de la carta que uno de ellos, en nombre de un grupo, ha enviado al ministro, Juan Ignacio Zoido— pero rechazada por otros. Según esa misiva, las cosas están muy tensas dentro de la policía catalana donde, aseguran, se están elaborando "listas de mossos españolistas" y donde algunos se sienten "secuestrados".

“Represento a un número variable de agentes y mandos del Cuerpo de Mossos d’Esquadra, y voy a intentar explicar la problemática que ha sumido a este organismo y a sus agentes en una situación indeseable para un cuerpo policial a raíz del desafío independentista por una parte de la sociedad catalana, arranca la misiva dirigida al ministro del Interior a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

“Sin entrar en valoraciones políticas, pues estas nunca habrían de haber entrado en el desarrollo profesional de los acontecimientos, los que integramos este cuerpo estamos sufriendo de forma injusta la rotura del mismo en los principios básicos y elementales que han de primar en esta profesión”, anuncia, a escasos días de que el máximo responsable de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, vuelva este lunes a declarar en la Audiencia Nacional por un presunto delito de sedición.

Y advierte: “Saldrán posteriormente con seguridad autoridades de la Generalitat a desmentir que existan las presiones o las situaciones que en esta carta se describen, es su trabajo. Pero la realidad que aquí cuento es la mía y la que me refieren mis compañeros de sus experiencias personales”.

El autor de la misiva, un mosso que firma la carta con iniciales, expone entonces la situación que viven algunos agentes en ese cuerpo, sobre todo desde el pasado 1 de octubre, cuando se celebró en Cataluña el referéndum para la desconexión de España, en una jornada muy turbulenta, repleta de incidentes violentos, después de que esa consulta hubiese sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

“Esa rotura”, continúa la carta del mosso, “se ha traducido, después de los lamentables y vergonzosos hechos ocurridos los días 20 de septiembre y, sobre todo, a partir del día 1 de octubre, en una presión en el servicio sobre los agentes que no nos sentíamos cómodos con las instrucciones dadas, y que habíamos expuesto razones legales recogidas en la Constitución, las Leyes y las ordenes de jueces y fiscales en relación a los hechos y las 'sugerencias' de realizar el servicio de una forma (como poco) infrecuente, recibida de nuestros mandos inmediatos o superiores”.

“Listas de mossos españolistas”

Y, acto seguido, describe cuáles son sus sensaciones ante esas supuestas presiones: “El sentimiento que mejor puede definir a como nos sentimos es el de 'secuestro', pues cuando te condicionan tu actuación profesional de forma sutil (no la podrías probar ante un juicio, por ejemplo), en forma de amenazas veladas, otras más directas, también presiones en forma de instrucciones de hacer o no hacer respecto a impedir los actos preparatorios y ejecutivos del referéndum o se te amenaza con aperturas de expediente, no encontramos en la inacción el 'pago del rescate'”.

Además, asegura el agente en la carta: “Muchos de nosotros nos sentimos sometidos a un control anormal de nuestras acciones en el servicio por parte de los mandos y los propios agentes que han manifestado sin rodeos su postura ideológica, algo inadecuado en una profesión como la nuestra. Nos estamos enterando de que incluso se estarían haciendo listas de agentes y mandos 'españolistas', como nos llaman entre otras cosas, seas catalán de toda la vida o no, y que no es más que el querer actuar de forma legal y profesional. Nada que se pueda probar, claro, pero de evidente efecto sobre nosotros y nuestras familias y que nos confirma que dirigen una especie de vendetta 'antiespañolista'”.

El mosso asegura que abrirán diligencias de cuantos hechos y presiones puedan probar, pero señala: “De las imposibles de demostrar y que quizás son las más preocupantes, se derivaran una cadena de hechos indeseables, y permítame la expresión, infernales para los agentes y sus familias”.

Y, seguro de que esa situación que describe se prolongará en el tiempo, propone el cambio de cuerpo como única salida, es decir, el uso de esa pasarela recogida (pero no desarrollada) en la Ley de Régimen de Personal de la policía de 2015 y que estudian ya en el Ministerio del Interior: “Tenemos claro que estas presiones, persecuciones y amenazas no se acaban el día 1 de octubre, siendo para muchos de nosotros la única salida la que nos da el acceso al Cuerpo de Policía Nacional en su Ley 9/2015 que regula el Régimen de personal”.Y agrega: “Para otros y gran mayoría de agentes supondría un balón de oxígeno para realizar con total seguridad sus deberes profesionales”.

Por esa razón urgen al ministro Juan Ignacio Zoido aludiendo a razones de seguridad: “Solicitamos un impulso a la opción de pase interadministrativo que, sobre todo, redundaría en beneficio de la seguridad en el servicio, en la de los agentes y sus familias y cercenaría las injustificadas presiones políticas que a este cuerpo de policía y a sus agentes se les tiene sometido”.

Incluso señala algunas posibles “ventajas” que acarrearía ese hecho: “Somos policías ya formados que podemos incorporarnos rápidamente a las plantillas a coste cero para la administración, siendo algunos incluso anteriores guardia civiles y policías nacionales que ya tendrían conocimientos requeridos, que podrían reforzar a los componentes de la Comunidad Autónoma”; “Estamos motivados y con ganas de trabajar en una policía con la que nos sentimos más identificados”; “Somos bilingües en nuestras respectivas comunidades (catalán/valenciano y euskera)”; “y los posibles inconvenientes por adelantarnos a algunos compañeros del CPN en los cambios de destino, podría suplirse con el compromiso de destino temporal obligatorio en Cataluña”.

La misiva fue enviada desde Alicante el pasado día 10 por la Agrupación Reformista de Policías (ARP), un sindicato policial con menos de un año de vida. Según explican, fueron “requeridos por un grupo de agentes y mandos de los Mossos d’Esquadra para mediar e interceder en su deseo de incorporarse al Cuerpo de Policía Nacional”. Y aclaran: “Nuestro sindicato sensible a los hechos están aconteciendo en Cataluña, apelando al pronto restablecimiento de la convivencia y coordinación entre cuerpos policiales alejados de órdenes e intereses de decisiones políticas que han supuesto una quiebra en la confianza entre los mismos, se ve en la obligación de aceptar esta petición de mediación de estos funcionarios policiales autonómicos”. En el asunto de la carta puede leerse: “Pasarela entre FFCCS (Mossos d'Esquadra)”.

El Confidencial - Rebelión silenciosa en los Mossos: llamadas y cartas a Interior para convertirse en policías

publicado a la‎(s)‎ 11 oct. 2017 9:11 por ARP Sindicato PN

Un grupo de agentes autonómicos se organiza en secreto para pedir al ministerio que agilice la norma que les permite pasar a ser policías nacionales y otros llaman por teléfono para interesarse
Foto: Los Mossos d'Esquadra vigilan el Parlamento de Cataluña. (Reuters)
Los Mossos d'Esquadra vigilan el Parlamento de Cataluña. (Reuters)


Un número indeterminado de Mossos d'Esquadra está pasando los peores días de su vida profesional desde que el pasado 20 de septiembre comenzaran los registros y las detenciones relacionadas con el referéndum ilegal promovido por los independentistas. Han sufrido "presiones" para desobedecer el mandato judicial de impedir la celebración de la consulta, "amenazas veladas" de que si no demostraban fidelidad al proyecto del Govern serían castigados con la apertura de expedientes y "persecuciones" que estarían llevando a sus mandos a elaborar "listas negras" conformadas por supuestos "españolistas".

Así se lo han transmitido una veintena de estos 'mossos' —entre los que se encuentran mandos y responsables de diversas unidades— al Ministerio del Interior, a través de una carta a la que ha tenido acceso El Confidencial y que revela la "injusta rotura" que está sufriendo el cuerpo de los "principios básicos y elementales que han de primar" en la profesión policial en favor de los criterios políticos. Estas presiones, según denuncian los funcionarios, están derivando en consecuencias "infernales para los agentes y sus familias", lo que a juicio de los firmantes solo tiene una salida, la de agilizar los trámites que permitan a los 'mossos' acceder a la Policía Nacional, vía que contempla la Ley 9/2015 que regula el régimen de personal de la corporación.

Los 'mossos' que respaldan la misiva —transmitida al departamento de Juan Ignacio Zoido a través del sindicato Agrupación Reformista de Policías (ARP)— entienden que esta posibilidad de convertirse en policías nacionales con cierta celeridad no conllevaría necesariamente el paso de decenas de agentes autonómicos a la Policía Nacional, sino sobre todo el que los funcionarios regionales pudieran llevar a cabo su labor profesional con "más tranquilidad", sabedores de que esa puerta está abierta y de que, en caso de sentir presiones, podrían cruzarla.

En declaraciones a El Confidencial, uno de los portavoces de estos 'mossos' asegura que él representa a policías autonómicos de todas las sensibilidades políticas e ideologías que lo único que quieren es poder llevar a cabo su labor con el criterio profesional como única guía. "La política debería quedarse al margen", añade el agente, quien admite que tanto él como sus compañeros llevan esta iniciativa en secreto "por temor a represalias". "Muchos padecemos la apertura de expedientes, amenazas y dificultades para hacer nuestro servicio", asegura el funcionario, que confiesa haber tenido "enfrentamientos verbales con compañeros" durante estos últimos días.

"Los que primamos la profesionalidad somos mayoría en el cuerpo; incluso los que admiten ser independentistas impiden mezclar su ideología con su trabajo", añade el 'mosso' que capitanea esta iniciativa, quien afirma haber sentido "vergüenza hacia el uniforme" ante las imágenes que mostraban a los 'mossos' dejando de hacer sus funciones, instantáneas que la Guardia Civil puso sobre la mesa de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela en el marco de la causa que instruye la magistrada y que investiga si algunos altos cargos de la Generalitat han incurrido en un delito de sedición.

El 'mosso' entrevistado por El Confidencial explica que nunca ha habido problemas con la Guardia Civil o con la Policía Nacional, que siempre han tenido un trato personal con sus miembros sin problema alguno y que las incomodidades han llegado cuando se han ido imponiendo los criterios políticos de algunos mandos de la corporación, que estos días "han actuado en connivencia" con los dirigentes independentistas. "Somos la policía de todos y no solo de un grupo, y nos han utilizado como la policía de un grupo", agrega el 'mosso', quien considera que todo podría haberse evitado ocupando los colegios la noche previa al 1 de octubre. "Era más fácil evitar que la gente entrara que luego sacar uno a uno a todos los que habían accedido", opina el agente, que no se ve ni mucho menos solo en la petición de agilizar la denominada pasarela hacia la Policía Nacional.

Hay movimientos similares al que lidera en muchas zonas de Cataluña, asegura el funcionario, quien entiende que no es fácil para los que piensan como él organizarse, dada la persecución que están realizando los mandos. "No tenemos pruebas de que estén llevando a cabo listas negras para tomar represalias, pero sí de algunas presiones que se están realizando, y llegará el momento de denunciarlas", anuncia el agente, quien explica que se puso en contacto con la Agrupación Reformista de Policías porque los conocía de contactos personales y porque desde el principio les apoyaron sin fisuras, un interés que no mostraron otros sindicatos.

"Somos un sindicato que se dedica a buscar soluciones y no a generar problemas, como otros; por eso acuden los 'mossos' a nosotros como mediadores, porque es evidente por nuestra posición pública y notoria, en consonancia con nuestros principios estatutarios, es que mejore la convivencia social y que además no haya agentes de las fuerzas de seguridad y colectivos que se encuentren desatendidos en clara indefensión jurídica ante la incertidumbre de la situación actual", subraya Luis Miguel Lorente, coordinador general de ARP.

Los 'mossos' que respaldan la iniciativa no pretenden que el Gobierno central facilite ningún privilegio para los que quieran pasar a ser policías nacionales, e incluso están dispuestos a someterse a la formación que considere oportuno el Ministerio del Interior y a que los policías autonómicos pasen un tiempo en Cataluña nada más incorporarse, dado que es un destino no demasiado querido por los policías nacionales. "No queremos molestar a ningún compañero", afirma el 'mosso' entrevistado, quien resume que todo es cuestión de "voluntad política".

En la misma línea, desde el Ministerio del Interior admiten haber recibido diversas llamadas telefónicas de 'mossos' que han mostrado su interés a título personal por convertirse en policías nacionales y por ver las posibilidades que existen de hacerlo con rapidez. Todos ellos, aseguran desde el departamento dirigido por Zoido, han explicado que estarían muy dispuestos a pasar la pasarela y, por lo tanto, a que el Gobierno agilice los trámites que lo permitan.

Diario 16 - ARP denuncia el uso político de los policías “militarizados” para el desfile del Día Nacional

publicado a la‎(s)‎ 10 oct. 2017 9:23 por ARP Sindicato PN

La Agrupación de policías insta a las autoridades a que “se les reconozcan sus derechos laborales” en lugar de pedir su participación en este acto militar


La Agrupación Reformista de Policías (ARP) critica abiertamente el hecho de que se convoque a la Policía por primera vez en 30 años para participar en el desfile militar por el Día de la Fiesta Nacional con una unidad militarizada, y aluden que “con el desafío soberanista en plena efervescencia, con los acontecimientos ocurridos el día 1 de Octubre en Cataluña muy recientes y con una más que evidente militarización encubierta de nuestras funciones desde hace ya bastante tiempo, no se les ocurre otra cosa a nuestros gobernantes que introducir una unidad policial en un desfile militar haciéndonos retroceder más de 30 años”. Desde ARP denuncian la participación de la Policía en este acto y manifiestan “si quieren agradecernos nuestros servicios, lo que tienen que hacer es no utilizarnos políticamente como están haciendo, reconocer nuestros derechos laborales y mejorarlos, además de equipararnos con aquellas policías autonómicas con las que quieren confrontarnos pero que a la hora de la verdad ayudan a que sean mejor remuneradas que nosotros”.

Este sindicato sostiene que “nunca hemos creído en las casualidades y sí en las causalidades” en relación a estos hechos, y subrayan “costó mucho a principios de la nuestra Democracia desmilitarizar nuestras funciones y naturaleza, conformando una policía civil al servicio de la Ciudadanía, para que ahora poco a poco vayan provocando que se vaya deshaciendo el camino conseguido”.

“No hay que olvidar que el simbolismo es muy importante para ir insertando ideas y desde el cambio reciente de nuestra nomenclatura a Cuerpo de Policía Nacional, cambio de divisas en la uniformidad por las militares, o disparos de salvas en actos policiales al estilo castrense, es un no parar de querer hacernos parecer cada vez más a un cuerpo militarizado”, indica este colectivo policial.

ARP argumenta que “desde el Gobierno con la sibilina forma de proceder habitual, afirman que la decisión de incluir policías nacionales, cuya naturaleza no es militar si no civil, estaba tomada con anterioridad y que nada tiene que ver dicha idea con el querer homenajearnos en el día de la Hispanidad”, y añaden “pero eso no es creíble y es evidente que dicha intención subyace en dicha inclusión”.

Los policías no estamos en contra de que reconozcan nuestra labor, han declarado desde ARP, sino que “estamos es en contra de que se haga siempre con buenas palabras, con homenajes, palmaditas en el hombro y toda esa serie de trucos de mal vendedor que ya no hacen efecto en nuestra inteligencia insultada”. El sindicato apunta a que “el pasado viernes 6 de octubre nadie del Gobierno quiso salir a manifestarse por nuestros derechos junto a miles de policías de toda España, entonces que nos obvien el día 12 y no nos utilicen cuando les venga en gana”.

ARP es requerida por un grupo de Mossos D’esquadra

Igualmente, la Agrupación Reformista de Policías (ARP), ha sido requerida por un grupo de agentes y mandos de los Mossos D’Esquadra para mediar e interceder en su deseo de incorporarse al Cuerpo de Policía Nacional según se establece en la Ley Orgánica 9/2015, de 28 de julio, de Régimen de Personal de la Policía Nacional, disposición adicional cuarta.

“En un escrito titulado “Petición Mossos D’Esquadra” que hemos recibido en este sindicato, se desarrollan una serie de hechos y circunstancias muy preocupantes que se trasladaran al Ministerio del Interior en las próximas horas para su posible estudio, valoración y resolución”, explican desde ARP.

Este sindicato considera que “el contenido del escrito merece la máxima y urgente atención del Ministerio del Interior y, por ello, apelamos a quienes tienen el poder de decisión necesario al respecto para que incorporen de forma extraordinaria y urgente al Cuerpo de Policía Nacional a cuantos agentes lo soliciten y concurran en la petición que se nos ha trasladado”. En el citado documento, los Mossos exponen la situación creada en Cataluña, la cual está afectando a su labor profesional, personal y familiar en sus distintas demarcaciones policiales, explican estos policías de ARP.

“Nuestro sindicato sensible a los hechos que están aconteciendo en Cataluña, apelando al pronto restablecimiento de la convivencia y coordinación entre cuerpos policiales alejados de órdenes e intereses de decisiones políticas que han supuesto una quiebra en la confianza entre los mismos, se ve en la obligación de aceptar esta petición de mediación de estos funcionarios policiales autonómicos”, han señalado en un comunicado de ARP al que ha accedido Diario 16.

Los policías miembros de ARP recuerdan que “el sindicato tiene como premisa estatutaria participar con aquellas organizaciones que defiendan plenos derechos civiles, sociales, sindicales y políticos de los miembros de todos los cuerpos policiales y colectivos relacionados con la seguridad, promoviendo las reformas legales necesarias por los procedimientos

democráticos establecidos para alcanzar ese ideal de funcionarios al servicio de proteger los derechos, libertades y seguridad de todas las personas que se encuentren en el ámbito territorial en el que tienen el carácter de Agentes de la Autoridad”.

Diario 16 - El Gobierno mandó a Cataluña a los Cuerpos de Seguridad y los dejó solos

publicado a la‎(s)‎ 5 oct. 2017 7:36 por ARP Sindicato PN


ARP se solidariza con sus compañeros y condenan las presiones que reciben, mientras SUP, CEP, UFP, SPP y ASP piden la dimisión de Rajoy 


La polémica por las presiones sufridas por los Cuerpos de Seguridad durante el operativo del 1-O continúa abierta entre los agentes y el Gobierno. La Agrupación Reformista de Policías (ARP), ante los “indeseables asedios”, “hechos inaceptables” que están sufriendo los policías, denuncian desde este colectivo, han declarado que “Interior tendrá que explicar porqué se está permitiendo dejar a policías y guardiaciviles como blanco fácil de determinada parte de la población como consecuencia de la jornada del 1 de octubre”. “Desde ARP no vamos a pedir ceses del Presidente del Gobierno, del Ministro del Interior ni de ningún gobernante catalán. Esto se lo dejamos a otros que ya vienen haciéndolo de manera interesada para que continúen los enfrentamientos, guerra de banderas y cánticos patriotas de uno y otro bando”, han subrayado, desechando el camino de la confrontación, en el enfoque de la defensa de los policías y guardiaciviles sometidos a una presión inaceptable.

ARP exige la reorganización de los servicios policiales en Cataluña, sustentándose bajo un mando único distinto al actualmente designado por el Ministerio del Interior. Esto superaría la grave crisis de coordinación policial existente y que vuelva la confianza en los Policías del Estado y Mossos. También han pedido a la clase dirigente política que suavicen sus discursos. Igualmente, este colectivo han mostrado su solidaridad con los policías y guardiaciviles desplazados a Cataluña por entender que “las órdenes recibidas y la ejecución de las mismas ha supuesto un desencuentro con la población civil que podrá superarse en los próximos días”.

Por otra parte, el ministerio del Interior desautorizó el acto de despedida de la comisaría de Córdoba a los policías desplazados a Cataluña, organizado días antes de partir para intervenir en el 1-O. El evento consistió en una representación de policías en formación, acompañados de unidades con banderines, presencia de motos ante la mirada de los ciudadanos con banderas españolas a la puerta de esta comisaría. Interior se desmarcó de este acto, y abrió una investigación.

Desde Diario 16 abrimos este debate y para ello, hemos consultado a los miembros de ARP que explican “una de las razones de los principios básicos de actuación esta la adecuación al ordenamiento jurídico, es cumplir la ley y nuestros principios básicos, además de la neutralidad política, pero esas exaltaciones de patriotismo de los compañeros de otros destinos antes de ir Cataluña, -para evitar el referéndum 1-O-, son innencesarias, cuando el proceder es hacer cumplir la ley si tanto postureo y zarandaja”, “la normalidad en el ejercicio de nuestras funciones es lo que debemos aplicar cuando cumplimos con la legalidad”.

“No hay que confundir la forma de abordar las funciones. Si acudimos a un sitio con una problemática, no se puede caldear previamente el ambiente, no se trata de un tema de patriotismo, nos preocupa realmente la situación delos compañeros y los ciudadanos”, acalaran desde ARP.

“Además, el foco lo ponen en la imagen del policía que salta de la escalera en los acontecimientos que sucedieron en Cataluña, una imagen que repiten continuamente…Es cierto que estos hechos no deberían haber ocurrido, pero también hay que valorar que de los 10.000 funcionarios de Interior desplazados a Cataluña, 9.990 actuaciones fueron correctas”, han declarado a este medio los policías de esta agrupación, que consideran que este debate sobra la exaltación patriótica previo a cumplir un destino, no se ha abierto todavía siendo fundamental, y “piden serenidad” en estos momentos tan complicados.

La manifestación convocada para pedir equiparación salarial de los policías y guardiaciviles con los Mossos, que se celebrará este viernes en Madrid ante la Delegación del Gobierno, es otro punto de incidencia hacia Inteior, aunque el ministro Juan Ignacio Zoido ha manifestado que “no es el momento adecuado para pedir este reconocimiento salarial”, desde ARP solicitan “cordura y sentido común”.

Los sindicatos policiales SUP, CEP, UFP, SPP y ASP han solicitado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, “actuar ya para evitar el acoso que agentes de las fuerzas de seguridad del Estado están sufriendo en Cataluña, y si no lo hacen, deben dimitir”.

“Los límites de la paciencia con este Gobierno se han terminado”, han indicado estos sindicatos, que han subrayado “tras asistir durante 48 horas a una auténtica caza al policía, con señalamientos, acoso, persecución y ataques físicos y verbales a quienes nos dedicamos a hacer cumplir la legalidad y el orden constitucional”.

“Rajoy y Zoido han enviado a miles de policías nacionales y guardias civiles a asumir una misión que nadie más ha querido ejercer en primera línea: defender el Estado de Derecho, pero una vez allí, les han dejado solos”, han matizado SUP, CEP, UFP, SPP y ASP.

En su comunicado estos sindicatos han manifestado que “ambos dirigentes se han puesto de perfil y con su vil escaqueo, con su maldito cálculo político, están abandonando a su suerte al único baluarte que protege a España frente a la quiebra de la Carta Magna”, y han exigido “Rajoy y Zoido deben actuar de inmediato o presentar su dimisión”.

Los sindicatos consideran escandaloso que “algunos alcaldes presionen a hoteles para que echen a los policías o que los mossos sigan actuando con equidistancia, traicionando a compañeros y la legalidad que juraron acatar”. “Sus mandos se han convertido”, dicen sobre la policía catalana, “en una extensión de la mafia política que gobierna Cataluña“.

“No es menos vergonzoso que un partido como el PSOE continúan, insista en poner el acento en las cargas policiales del 1-O”, y recuerdan que “bajo su mandato se realizaron cientos de cargas de similar o mayor dureza”.

“A todos los partidos políticos les exigimos que cesen en el uso de la Policía Nacional y la Guardia Civil en sus cuitas electoralistas“, señalan, “resuelvan el problema de España y dejen de criticar a quienes sirven a la Ley y a los jueces”.

Al Poder Judicial también dirigen sus críticas los sindicatos policiales, exigen protección del Estado real, y preguntan: “¿dónde está la Fiscalía General del Estado?, ¿dónde la Abogacía?, ¿dónde el Ministerio de Justicia?, ¿dónde los Delegados del Gobierno y Subdelegados?, ¿dónde está el ministro de Fomento para imponer orden en los puertos de Cataluña?, ¿en qué lugar se esconde el director general de la Policía?“.

“Basta ya de escaqueos, de fiestas del Día de la Policía, de palmadas en el hombro, de discursos, de tuits de peloteo, de ruedas de prensa, de servirse de lo público y no servir a lo público, de gastar 40.000 euros anuales por Mossos y no equiparar nuestros sueldos”, “demuestren que esta es la Policía Nacional, junto con la Guardia Civil, que defiende a España“, recordándoles el riesgo de que “no se sientan representandos” por los dirigentes políticos.

Diario 16 - Policías de ARP exigen investigar si los mossos actuaron en la ilegalidad

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2017 6:37 por ARP Sindicato PN

La Agrupación Reformista de Policías considera que deben sustanciarse investigaciones y se debe parar de utilizar políticamente por las partes del conflicto la función policial
Enlace a la noticia original  

La Agrupación Reformista de Policías ha declarado en relación a los acontecimientos del referéndum 1-O “con respecto a la actuación de determinados mossos, consideramos que si no se ha ajustado a la legalidad vigente y a sus funciones predeterminadas, consideramos que deben sustanciarse las investigaciones pertinentes para dilucidar la verdad de los hechos”, indican a Diario 16. También subrayan desde esta Agrupación que “debería investigarse de la manera más independiente posible si desde las instituciones de la Generalitat se podría haber puesto a los mossos en una difícil tesitura que pusiera su seguridad jurídica en peligro al tener que obedecer instrucciones no adecuadas”.

Este colectivo de miembros de la Policía Nacional hacen un balance tras los acontecimientos ocurridos por la jornada del 1 de Octubre en un comunicado al que ha accedido Diario 16, manifestando que “se debe parar de utilizar políticamente por las partes del conflicto nuestra función policial, todo ello visto desde la mayor asepsia jurídica, que es respetar y hacer respetar la legalidad vigente y las órdenes de Fiscalía y Judicatura”.

Estos policías sostienen “basta ya de hacer uso partidista por parte del resto de organizaciones sindicales policiales representativas para tapar los serios problemas que les acucian de bajas masivas por actuar de espaldas a sus afiliados en materia laboral y salarial, uniéndose en su debilidad y pareciendo que quieran ellos resolver el problema en Cataluña aumentando irresponsablemente la exposición del colectivo, -como se observa en un comunicado-, del que nos desmarcamos en su tono y formas en un tema en el que se arrogan competencias que no tienen, y que debiera resolverse en despachos con luz y taquígrafos, y no en la calle poniendo en peligro la integridad física de los y las policías y de la ciudadanía”.

End of break ads in 19s
Desde ARP desean “la pronta recuperación a todos aquellos heridos, ya sean policías o ciudadanos, entendiendo que los responsables de que pueda darse esta situación son exclusivamente los políticos que no han sabido evitar esta situación y confrontación”.

“Un funcionario de las FFCCSSE nunca se debe alegrar de las lesiones que pueda provocar en sus actuaciones profesionales a otras personas, y en su proceder debe velar por su seguridad y también por la integridad de las personas con las que actúa, incluso si son sus detenidos”, ha indicado ARP.

Igualmente, esta agrupación recuerda que “entre los principios básicos de actuación que legalmente nos obligan como colectivo se encuentra el ejercer nuestra función con absoluto respeto a la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, que es lo que estamos haciendo por mandato judicial en Cataluña, pero que debemos actuar, en el cumplimiento de nuestras funciones, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminación alguna por razón de raza, religión u opinión” .

Por este último mandato, en relación al mandato del ordenamiento jurídico, ARP sostiene que “deberíamos ser desde nuestro colectivo siempre cumplidores de la legalidad y no sólo aferrarnos a ella en aquellos puntos que exalten más nuestro patriotismo o convicciones personales”, manifestando que “de esta manera, no formar parte del clima previo que caldeando el ambiente resulta posteriormente contraproducente para el ejercicio de nuestras funciones policiales”.

Diario Información - Luis Miguel Lorente: «La Policía necesita un 'lifting' y despolitizar sus funciones y dirigentes»

publicado a la‎(s)‎ 1 oct. 2017 11:06 por ARP Sindicato PN

Junto con otros dos policías de Alicante impulsaron hace un año un sindicato nacional muy reivindicativo
Luis Miguel Lorente: «La Policía necesita un 'lifting' y despolitizar sus funciones y dirigentes»
Enlace a la noticia original 

Proponen un modelo policial que los unifique con la Guardia Civil y la despolitización de la Policía.
La Agrupación Reformista de Policías se puso en marcha hace aproximadamente un año, ¿Han cumplido sus expectativas?

Las expectativas de crecimiento han superado con creces nuestros cálculos iniciales. Teniendo en cuenta las características definitorias de nuestra organización basada en su absoluta independencia, reformismo y carácter plenamente reivindicativo, y por tanto de naturaleza incómoda para la Administración, y tras una trayectoria trufada de obstáculos podemos afirmar que nuestro nacimiento está siendo todo un éxito. Hemos configurado una extensa red de representantes por toda España, en lugares tan dispares como Barcelona, Gijón, Ceuta, Melilla, Madrid, Valencia, Zaragoza, La Rioja, Tenerife, Castellón, Algeciras, Cádiz, etc. En los próximos días anunciaremos otras plantillas policiales que formaran parte de nuestra infraestructura organizativa, demostrando así que, teniendo en cuenta que ARP nació en Alicante, el proyecto está paso a paso consolidándose. Y es un hecho que actualmente tenemos cierta influencia en redes sociales y medios sociales, que nos hace tener no sólo apoyos en la Policía sino en amplios sectores de la sociedad. Somos una nueva voz muy a tener en cuenta.

¿Con qué respaldo de afiliados cuentan en todo el país tras un año de andadura?

La respuesta concreta a esta pregunta es la que desde el Ministerio del Interior les gustaría conocer. Y le explico por qué no lo saben. ARP ha sido el primer sindicato policial en España que ha diseñado un tipo de cuota de afiliación que se escapa del control de la Administración y constituye la primera relación sindicato-afiliado totalmente confidencial. Los sindicatos tradicionales cobran sus cuotas a través de la propia Policía, detrayendo ésta la cantidad mensual concertada y reflejándose dicha cantidad y el sindicato, en las nóminas correspondientes. Esto nos resulta administrativamente cómodo a los sindicatos, pero aporta información estratégica muy importante a la DGP, es decir, le aporta los datos de cuántos afiliados y en qué sindicato se encuentran. Nuestra naturaleza realmente combativa por los derechos laborales del colectivo requería facilitar a nuestros valientes y comprometidos afiliados anonimato, tanto para defender su derecho personal y exclusivo a no revelar su afiliación, como para protegerles de cualquier tipo de ataque por su pertenencia a un sindicato innovador, y por ello hemos aplicado un modelo de afiliación alternativa, sin tener que figurar en las nóminas, es decir la administración no nos recauda las cuotas. También le digo que somos a día de hoy los policías suficientes para conformar un bloque claramente influyente en nuestro colectivo en clara progresión de estar presentes en todas las plantillas y unidades policiales del país. A diario recibimos llamadas para incorporarse a este proyecto.

¿Qué modelo policial plantean?

ARP ha diseñado una propuesta de nuevo modelo de seguridad estatal y de nuevo marco de representación sindical que ya está en poder de las formaciones políticas más representativas, tras reuniones en el Congreso de los Diputados en marzo de este año. También en breve compareceremos en el Congreso para defender nuestro modelo innovador. Sería muy extenso citarle todas las reformas que buscamos pero le priorizo la unificación con una Guardia Civil desmilitarizada en un único Cuerpo de Seguridad del Estado, reformar urgentemente la Ley 2/86 de FFCCSE, legislación de libertad de afiliación sindical a cualquier sindicato de clase, equiparación salarial con funcionario policial que más cobre, separación de esfera religiosa de lo público, despolitización de la Policía, abolición del Consejo de la Policía y de las reuniones trimestrales en las distintas comisarías y su traslado a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno . La creación de un órgano central de negociación vinculante, reformar legislación de condecoraciones y acabar con corruptelas en su concesión, acabar con la obtención de afiliaciones y votos a través de oferta de dádivas por parte de los sindicatos representativos, auditoría externa y publicación de cuentas de los sindicatos, etc.

¿Cree que se va a lograr la equiparación salarial en esta legislatura?

Con los datos que manejamos actualmente y teniendo en cuenta que los sindicatos policiales tradicionales siguen directrices gubernamentales, arrogándoselas como propuestas propias y sin voluntad para la presión negociadora, únicamente aprovechando el impulso del movimiento de indignación policial por la equiparación salarial JUSAPOL, es difícil que así sea. Aunque no hay que obviar que en la jornada del pasado 28 de septiembre se manifestaron en las capitales de provincia aproximadamente unos once mil funcionarios que representan un número considerable de policías. La prórroga en la aprobación de los Presupuestos Generales para el 2018 deja más espacio de tiempo para movilizaciones en la calle o del tipo que sean, y que se decidan a escuchar y tomar en cuenta a los policías de base que ajenos a los adormecidos sindicatos de siempre reclaman justicia salarial. Acabamos de comenzar una carrera de fondo y no vamos a dejarnos otra vez engañar ni por falsas promesas ni por la clásica patada al balón que aleja el problema buscando que se hagan cargo otros de darnos soluciones o para que se enfríen los ánimos.

¿Cuál es el siguiente paso si el Gobierno no aplica estas mejoras salariales tras las protestas de policías y guardias civiles?

Las protestas no van a parar hasta que se dignen a escuchar nuestras reivindicaciones y se comprometan desde el Gobierno a algo más que las migajas que actualmente manejan como solución. Los policías y guardia civiles demostramos el pasado día 28 en un éxito sin precedentes de movilización por más de cuarenta provincias españolas que tenemos claro lo que queremos y que no vamos a parar hasta conseguirlo. ¿Cuánto tiempo se puede permitir el Gobierno tener a policías y guardia civiles unidos y en la calle manifestándose?

Además de la equiparación salarial, ¿cuáles son las principales mejoras que necesita la Policía Nacional?

Desde ARP consideramos que la Policía Nacional como institución requiere una seria despolitización de sus funciones y de sus dirigentes y acometer un auténtico "lifting" a su imagen que vuelva a conseguir encontrar la sintonía con una gran parte de la ciudadanía y recuperar la estima social como cuando era la institución más valorada por los españoles según el boletín del CIS durante muchos años. Por la parte que corresponde a los policías se debe tener en auténtica consideración nuestra labor proporcionándonos los equipos, materiales, vehículos y lugares de desempeño adecuados para que nuestra misión se efectúe con las máximas garantías de seguridad y efectividad.

Con el conflicto en Cataluña han criticado recientemente que el Gobierno use a la Policía como mano de obra barata. ¿Cuál es el problema?

El problema radica en que a Cataluña los policías acudimos para resolver los desaguisados y fracasos de los políticos. Y nos ponen en el centro de la diana del descontento social y en pleno torbellino de la polémica. Y lo hacen aprovechándose del impulso y profesionalidad de los policías. Y acogiéndose a ello, en situación precaria y con unas dietas, condiciones y emolumentos raquíticos en comparación con otras policías, nos ponen en una situación que hace peligrar nuestra seguridad jurídica e incluso integridad física. En definitiva, nos consideran peones mal pagados, los cuales estamos en manos de políticos irresponsables y aprovechados.

¿Por qué la ARP es tan crítica con los sindicatos policiales representativos?

Muy sencillo. Un claro ejemplo se dará el próximo día 2 de Octubre, al elegir los representativos una única ciudad como Alicante (no tienen ni por asomo la capacidad de movilización de JUSAPOL en todo el territorio nacional) para manifestarse, pero no interfirieron en los actos del Día de la Policía que este año se celebraron en Badajoz, circunstancia más que sospechosa para miles de policías que no entienden esa deferencia hacia el Ministro y la Dirección General de La Policia, los cuales seguro agradecieron no salir en fotos con unas pancartas tras de sí. Eso se llama servilismo o complicidad con la Administración. Y los policías van tomando nota. Nosotros nacimos para ocupar el espacio de reivindicación abandonado por ellos. Somos fruto de la indignación de policías cansados de sindicatos amarillos, complacientes con el poder, más preocupados de sus sillones que de las necesidades del colectivo, aprovechando sus liberaciones para vivir mejor que sus representados y que hace muchos años que andan voluntariamente dormidos sin hacer uso del potencial y fuerza que atesoran. Son sindicatos domesticados que en vez de apoyar a sus bases como ocurre con la actual reivindicación de equiparación salarial, sobrepasados y espoleados por sus bases fuera de su control y el del Gobierno, confabulan el apropiarse del esfuerzo del trabajo reivindicativo de los policías. Son parte del problema que impide el cambio que necesita la Policía, ajenos a los tiempos de cambio que vivimos y todo ello por no querer adaptarse por mantener sus privilegios.

La Sexta Noticias - Declaración del Coordinador General de ARP sobre el incidente en Zaragoza

publicado a la‎(s)‎ 25 sept. 2017 9:57 por ARP Sindicato PN   [ actualizado el 25 sept. 2017 9:58 ]

Se ha producido lesiones leves acaecidas durante el acto político en Zaragoza.
Los efectivos policiales podrían haber resultado reducidos a causa de las comisiones a Cataluña.
El fracaso del diálogo puede afectar a integridad de policías y ciudadanía.

LaSexta Noticias 14:00 
25/9/2017
[intervención a partir del minuto 13'45'']

El Plural - La Agrupación Reformista de Policías advierte: "No somos mano de obra barata para tapar fracasos políticos"

publicado a la‎(s)‎ 23 sept. 2017 4:55 por ARP Sindicato PN

Policía Nacional en Cataluña.
ARP denuncia las condiciones "lamentables" en las que están desarrollando su trabajo en Cataluña los agentes de la Policía Nacional

Enlace a la noticia original

Sáb, 23 Sep 2017 

Las fuerzas de seguridad del Estado se han convertido en parte de la diana dentro de la crisis catalana. Sobre ello se pronunciaban esta misma semana distintas asociaciones de guardias civiles, que llamaban la atención sobre la necesidad de frenar el acoso a los agentes; y en este sentido se han manifestado ahora también los integrantes de la Agrupación Reformista de Policías. El colectivo ha querido dejar claro que lo que está sucediendo "es imputable exclusivamente a los políticos".

"Es una costumbre bastante habitual, por desgracia, que nos utilicen tanto a los policías como a los guardias civiles, como diana del descontento social", expone a ELPLURAL.COM Luis Miguel Lorente, Coordinador General de ARP. "Recurren a nosotros para enmendar sus fracasos", subraya. 

La agrupación hace un llamamiento a la necesidad de diálogo. "Los ciudadanos guiados por la clase dirigente en calles y plazas de Cataluña, deben dar un ejemplo primordial evitando cualquier acto que ensucie la imagen del Pueblo de Cataluña. Instamos al cese de actos en vía publica contra las diferentes policías actuantes, para evitar cualquier suceso lamentable", recalcan. 


ARP lamenta el posicionamiento de los sindicatos del Cuerpo de Policía Nacional con carácter representativo, que tacha de "populista". Se busca "arengar a los compañeros", olvidando que "nuestro trabajo ha de desarrollarse con las máximas garantías y considerados retributivamente". Para este colectivo no se ha hecho nada para mejorar las condiciones de los funcionarios que se han quedado sin vacaciones y a los que se mantiene "hacinados en ferrys atracados en puertos que nada tienen que ver con cruceros". 
"Como en los años 80 se les ha llevado en comisiones a barracones y cuarteles del Ejército, viajando en trenes y autobuses para permanecer anclados en buques con bandera nacional, sin poder pisar un hotel o dependencias en tierra firme, y con unas condiciones impropias como son literas y duchas comunes, y unas dietas irrisorias que nada tienen que ver con las de los policías autonómicos", denuncia la Agrupación en un comunicado.

"No debe aprovecharse el ímpetu, compromiso y profesionalidad de los policías para obtener mano de obra barata por el fracaso de las negociaciones de los políticos", sentencia el escrito.

Diario 16 - Lorente Moreno: “La actuación de Jorge Fernández Díaz avergonzaría a cualquier demócrata”

publicado a la‎(s)‎ 10 sept. 2017 23:47 por ARP Sindicato PN

Sobre las Cloacas del Estado: “La pérdida de miedo a tratar estos temas es síntoma del comienzo de madurez de nuestra sociedad”
Por Ignacio Jesús Serrano - 10/09/2017
Luis Miguel Lorente Moreno, coordinador general de la Agrupación Reformista de Policías.


Corren malos tiempos para la lírica decía la canción, aunque también para la prosa. Nadamos en una época en la que las palabras hieren, duelen, se encierran y se ciernen, sobre estaciones temporales, en las que el comentario, ha tornado en un arma arrojadiza de doble filo, debido a que los juicios paralelos, se siguen desarrollando en cualquier esquina del mentidero virtual, siendo óbice para el escarnio, la afrenta y el abuso de quien en su mayoría, solo quería dar su versión de los hechos.

En la vida lo que más duele, es la verdad, por eso que tanta gente se irrite al conocer esa parte de la realidad, la cual creían que solo estaba delante de su ser, obviando que había cientos, miles, millones e infinitas formas de ver el mundo. Es por ello, que hay que agradecer que los colectivos, las asociaciones y los representantes de estas, quieran enfrentarse a unos jueces sociales que solo tienen como razón; sentirse fieras en su refugio.

La entrevista a Luis Miguel Lorente Moreno va de eso, de decir lo que uno piensa sin tratar de hacer daño a nadie, aunque por suerte, sí de molestar, porque esta como mencioné, es la parte más dura de la sinceridad.


¿Qué es la ARP? 

La Agrupación Reformista de Policías (no de la Policía, como acostumbran a equivocarse al mencionarnos, no teniendo en cuenta que anteponemos el factor humano y los principios que deben regir a los policías al pétreo corporativismo) es un proyecto sindical verdaderamente independiente hecho realidad, reformista, vanguardista, contra la corrupción, defensor de los derechos humanos y progresista. Entendiendo el progresismo como una forma de avanzar y proponer nuevos modelos de tratamiento de la Seguridad Pública acordes con los nuevos tiempos de cambio que vivimos.

Bebemos de la fuente de aquellos sindicalistas pioneros que en la Transición con su riesgo y lucha nos procuraron que actualmente disfrutemos de una Policía Civil y de unos derechos que en ocasiones, por ignorancia y juventud se olvida el apreciarlos. Como siempre me gusta decir, somos un sindicato de policías con una clara tendencia social y de conexión con la ciudadanía. Que en definitiva formamos un grupo de personas que llenamos nuestras siglas de contenido y trabajo solidario, en vez de escudarnos en ellas y aprovechar para vivir mejor que quienes defendemos.

¿Qué los diferencia de otras agrupaciones? 

Principalmente nuestro compromiso, honestidad y auténtica vocación de servicio. En nuestra organización cada afiliado tiene voz y voto. Y consideramos que la participación en las decisiones es fundamental para no equivocarnos. La creación de nuestro órgano decisorio supone la mejor muestra de que este proyecto es de todos los afiliados y nos hace totalmente transparente en la toma de decisiones y administración de la organización. Entregamos gran parte de nuestro tiempo a la función sindical (no disfrutamos de ningún tipo de privilegio o liberación sindical), restándoselo a familia, amigos y ocio para poder materializar un activismo cierto y dificultoso por el estratégico “gremio profesional” que nos ocupa. Por desgracia en un momento crucial como el que vivimos actualmente, en el cual más que nunca se hace necesaria la existencia y funcionamiento reivindicativo de los sindicatos policiales de toda la vida, la actuación de éstos es deficitaria, anclados en la complacencia y en una obscena alineación y compadreo con aquellos mandos y políticos de los que deberían defender a sus afiliados.

Como ejemplo de la deriva y falta de empatía de los sindicatos representativos con su afiliación (desde la existencia de ARP que no es representativo, es decir que aún no ha podido optar a participar en las elecciones al Consejo de la Policía que son cada 4 años, la Administración y sindicatos mayoritarios hacen esa diferenciación para excluirnos. Sin ser conscientes que para nosotros que llevamos meses de existencia es una victoria porque dicha forma de expresión de exclusión denota su debilidad) podemos hablar de la existencia del movimiento de indignación policial JUSAPOL (Justicia Salarial Policial) que ajeno al control sindical y gubernamental, y formado por miles de policías en toda España, reivindica ante la apatía de los mastodontes sindicales policiales, que se dedican a ofertar lucrativos servicios y formación, olvidando su verdadera esencia.

¿Cómo valora la situación laboral del policía español con respecto al resto de países de la Unión Europea?

Hay países en la UE que nos aventajan en todo por años de democracia vividos y el haber consolidado sociedades donde la seguridad y sus leyes son unos pilares básicos para la protección de los ciudadanos. Francia, Alemania, Inglaterra y los países escandinavos saben de esto. Sus policías están bien dotadas salarialmente y con suficientes medios materiales, en esto no escatiman esfuerzos. Aunque para empezar a tener una idea lo más realista y formada de la situación de los policías españoles y poder aportar soluciones a sus problemas, créame que se tiene que utilizar más tiempo del que emplean los parlamentarios españoles. Si nos atenemos al prestigio que tienen los componentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado allende de nuestras fronteras somos conocidos mundialmente por nuestros éxitos en la lucha contra la delincuencia organizada y el terrorismo, a pesar de la falta de medios y de nuestro salario irrisorio con respecto a muchos países de la Europa avanzada.

En cuanto a déficit de cultura democrática y debido a la herencia pasada que aún sufrimos por no habernos aún reciclado del todo, y con los repuntes que vivimos actualmente de nostalgia retrógrada, aún queda camino para ser una Policía del Siglo XXI o Policía 3.0 como les gusta a algunos políticos considerarnos en un simple postureo de charlatanes vende humos. 

En los últimos meses hemos comprobado cómo existen diferencias flagrantes –en especial en plano económico- entre los distintos cuerpos de seguridad del estado, ¿Cómo se sienten con ese agravio comparativo? 

Pues partimos de la base de que nos parece una injusticia. Tal es así que en nuestros estatutos fundacionales (hablamos de mediados del año 2016) recogimos entre nuestros objetivos el conseguir que se nos equiparara el sueldo con el funcionario de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policías Autonómicas dependientes del Ministerio del Interior en materia económica, que más cobrara. Pero con un aporte muy significativo en nuestra reivindicación que era el atender a esta mejora pero siempre con un ojo puesto en la ciudadanía. Es decir, que los policías no queremos ser erróneamente vistos como unos privilegiados respecto al resto de la sociedad por nuestro estatuto profesional y salario de funcionarios. Sino que queremos que se traslade a los ciudadanos y ciudadanas. Que se entienda que nuestra situación es el fruto de años de luchas y consecución de derechos. Actualmente somos el primer sindicato policial que apoya al movimiento por la equiparación salarial que antes te mencioné, denominado JUSAPOL y que ha sabido llegar a decenas de miles de policías y guardias civiles ante la inoperancia de los sindicatos de siempre. Ahora ante la dimensión del fenómeno y obviando a este potente agente reivindicativo, tras años de ineficacia al respecto, quieren puentear con reuniones exprés con los dirigentes políticos y policiales para intentar apropiarse del éxito de la movilización y del momento concreto. Si bien en su momento los sindicatos obtuvieron logros que hay que reconocer, ahora incapaces de entender el momento histórico quieren acaparar en extraña unidad sindical, el protagonismo en connivencia con el Gobierno y aprovechando las capacidades y canales que aporta estar sospechosamente en sintonía con ellos.

Ha mencionado que es evidente la escasez de medios ¿Cómo la sienten? 

Partiendo de escasez de medios de seguridad personal, de dependencias en muchas localidades por debajo del umbral de lo decente para trabajar en las mismas, de medios de transporte obsoletos, de falta de medios económicos para poder cubrir las auténticas necesidades operativas y de pago de jornadas para cubrir todos los servicios, etc. Es determinante nuestra penosa situación cuando los policías cubrimos de nuestro bolsillo muchas de las herramientas necesarias para ejercer nuestra función, desde medios de seguridad como chalecos hasta los teléfonos móviles, vestuario, etc…

Privatizar la seguridad es un acto que puede atentar no solo contra sus funciones, sino contra la imparcialidad de los actos ¿Qué opinión le merece tal situación? 

Estamos en contra de la privatización de la seguridad por una razón obvia. Queremos estar bajo las órdenes de políticos elegidos democráticamente por la ciudadanía y mandos elegidos tras una oposición en la que el mérito y la capacidad sean las consignas inamovibles. Lo contrario crearía servicios a las órdenes de un empresario que como ya se sabe debe velar por los beneficios. Y en demasiadas ocasiones cuando se produjeran conflictos de intereses entre la seguridad y las ganancias correría peligro la primera. Solo hay que ver una de las puertas giratorias existentes en la Policía que es el trasvase de comisarios y mandos a la seguridad privada lo que me provoca la siguiente pregunta, ¿cómo se puede luchar por reducir la delincuencia y fortalecer la seguridad pública cuando se tiene la meta de acabar en el sector de la seguridad privada que en sus consejos de administración debe apreciar el que exista inseguridad o sensación de inseguridad para engordar su cuenta de resultados?

¿Considera que el gobierno no aprecia suficientemente su labor? 

Es histórica la falta de empatía con los policías, a excepción de cuando se nos utiliza para capitalizar nuestros esforzados logros profesionales y llenar sus alforjas de éxitos que no merecen. También acostumbran a llenar sus bocas de alabanzas hacia nuestro colectivo pero a la hora de mejorar nuestras condiciones, hacen mutis por el foro. Lo que quiero decir es que dicen que aprecian nuestra labor pero no les creemos, puesto que no materializan esas palabras en un verdadero agradecimiento que se refleje en mejoras de nuestra situación. Es un mal endémico de los sucesivos gobiernos que hemos tenido. Produce hastío y desmoralización cuando se observa que en ese apartado no hay diferencias políticas.

 El Ministerio del Interior es la cabeza visible de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. ¿Cuál es su valoración del mismo?

Primero de todo huelga decir la importancia capital de un Ministerio con las competencias del de Interior. Valoro sus funciones en la justa medida de su gran importancia y me siento muy afortunado de poder desempeñar mis funciones profesionales inserto en una Dirección General suya como es la de la Policía. Dicho lo cual considero que por parte del partido actualmente gobernante, el Partido Popular, la decisión de los últimos dos ministros denota falta de responsabilidad en la elección de sus candidatos a máximos responsables del Ministerio. Una cartera de tal importancia estratégica para la seguridad de la ciudadanía se ocupa con políticos que adolecen de la preparación necesaria en la materia ministerial y que por tanto en su desempeño desvelan sus carencias. Necesitaríamos creer en los responsables policiales y menos en los equipos de gobierno que se forman y que provienen del sector privado en base a la afinidad o amistad política con los ministros entrantes.

¿Se ha ganado con el cambio de Ministro? 

Mejorar la actuación de Jorge Fernández Díaz, conocido por su ángel de la guarda que le ayudaba a aparcar, sus concesiones de medallas a vírgenes, el nombramiento como comisario honorario de su amigo el periodista Francisco Marhuenda y de las grabaciones en su despacho de conversaciones que avergonzarían a cualquier demócrata, es realmente sencillo. Dicho lo cual, el actual ministro Juan Ignacio Zoido ha heredado un ministerio en horas bajas por escándalos y utilización partidista de sus capacidades, pero en su proceder parece que el que quiera cambiar las influencias internas del anterior ocupante del ministerio, son simples movimientos políticos a su favor pero en un continuismo que no promete mejorías de funcionamiento y prestigio. Solo hay que poner el ejemplo de sus declaraciones previas respecto a que no había peligro de atentado yihadista en España y el fatal atentado sufrido en Barcelona. Debería corregir algunas declaraciones suyas o este Ministerio se lo “comerá políticamente”, el rodaje que le queda no es nada fácil y la herencia recibida no debe ser nada grata en estos momentos.

Se habla mucho del término Cloacas del Estado. ¿Son tan oscuras como parecen? 

En cualquier país que se precie las cloacas del Estado existen y son consustanciales a la existencia de los mismos. Pero en España actualmente se diferencian dichas cloacas por diferentes factores respecto a otros países. Uno de ellos sería que se está viviendo un momento histórico de cambio y turbulencias que dispara la actuación de las mismas para intentar controlar e influenciar. Por otro lado cada vez la información fluye más por las diferentes vías actualmente existentes (redes sociales, etc) y la pérdida de miedo a tratar estos temas como síntoma de un comienzo de madurez de nuestra sociedad. Además de lo que yo llamo la mortadelización de la actuación de las mismas, que en diversas ocasiones son demasiado visibles para lo que es su intención. Últimamente se ha puesto de moda dicho término por la batería de informaciones que trufan los medios y redes sociales. En este sentido desde mi agrupación sindical e incluso yo de manera personal, no hemos querido entrar en el debate porque entendemos que aunque se conozca información contrastada que demuestra auténticas conductas antidemócratas, incluso delictivas, las cuales entendemos que deben de ser conocidas en toda su dimensión y legalmente ajusticiadas, pero como buenas cloacas que son no permiten discernir de manera concluyente quiénes son héroes o villanos en estas historias por mucho que por necesidad política o periodística se quiera etiquetar a sus protagonistas. Lo que sí está claro es que se ha hecho mucho daño a la imagen de la institución policial y a los funcionarios de a pie que desconocen ese mundo de intereses ajenos a ellos.

Es de recibo tener que trasladarnos a Cataluña por múltiples motivos. El primero por la deriva secesionista. ¿Cuál es su opinión? 

Es un tema muy peliagudo que requiere que cualquier respuesta sobre el mismo sea muy matizada para que no sea utilizada por cualquiera de las sensibilidades que despierta.

Mi opinión es que todo lo que está ocurriendo es un auténtico fracaso del diálogo y del debate político. Es un conflicto de política inyectada en clembuterol, inflado por intereses que se alejan del sentir de la ciudadanía que está harta. Siempre he considerado que si en una familia hay un miembro que quiere marcharse porque no es feliz en su seno debe recibir la comprensión de su familia en ese sentido (aunque no la considere tal) pero tampoco puede permitir que la abandone por su cuenta y sin haber resuelto todo aquello que sea de su responsabilidad y le quede pendiente dentro del marco legal.

¿Cómo deben actuar los cuerpos de seguridad nacionales: Mossos; Policía Nacional y Local; Guardia Civil, en el caso de que se lleve a cabo el 1-O?

La respuesta es clara. Actuar conforme a la Ley y sus funciones descritas en la misma. Ajenos a celos ideológicos poco profesionales y a las consideraciones políticas que se salgan del marco de su propia seguridad jurídica en el desempeño policial, evitando ser objeto de utilización su funcionamiento como parapeto de los políticos.

Las leyes siempre van por detrás de la realidad en cuanto que ésta muta rápidamente, pero en este caso recomendaría cumplir la ley. No quisiera que los cabezas de turcos fueran los funcionarios de los cuerpos de seguridad.

¿Veremos contrariadas las órdenes políticas de los cargos del Parlament con lo que queda estipulado en la ley? 

No quiero adelantar acontecimientos que se escapan a mi control. Pero como le indiqué anteriormente el cumplimiento de la ley debe ser la consigna. No obstante los sindicatos de los Mossos ya se están pronunciando en el mismo sentido que ARP.

¿Cuál es su opinión sobre las discrepancias entre los avisos -del órgano que integra la CIA- revelados por El Periódico de Cataluña?

Desde ARP nos hemos desmarcado de las polémicas y uso político de la descoordinación policial y críticas de actuaciones previas y durante lo tristemente acontecido en Barcelona. Nosotros hemos priorizado el respeto a las víctimas, que eran muy recientes, a sacar rédito político o utilizar el momento para desgastar posiciones de contrarios ideológicos. Nuestro talante en la lucha contra el terrorismo es anticipar y proponer soluciones desde una perspectiva constructiva ajena al circo orquestado alrededor del dolor ajeno.

¿Se refleja ahí una falta de coordinación entre las partes Seguridad Nacional y Seguridad Autonómica? 

Como le adelanté en la pregunta anterior la descoordinación fue y es evidente. Una representación de la Agrupación Reformista de Policías, en marzo de este año se desplazó a Madrid al Congreso de los Diputados a reunirnos con los portavoces de Interior de los partidos más representativos del arco parlamentario. Y en dicha presentación les facilitamos un texto propuesta de nuevo modelo de seguridad estatal en el que uno de sus puntos era el de descoordinación policial. En el mismo nos adelantamos, haciéndose eco algún medio de comunicación nacional, a la descoordinación policial entre cuerpos policiales nacionales y autonómicos que podría repercutir en la efectividad contra el terrorismo yihadista, como el sufrido con el atentado de Barcelona.

Es decir, desde marzo los principales partidos políticos tenían en su poder un trabajo serio y riguroso al respecto, que afecta a otras muchas materias dentro del marco de la seguridad estatal, y que debe hacerles reflexionar respecto a la conveniencia de tener en cuenta el trabajo que se les aporta desde fuentes como la nuestra de máxima profesionalidad y compromiso.

Ante las revelaciones mostradas a raíz de los atentados de Barcelona. ¿Cree usted que la competencia de seguridad debe seguir delegada a las Comunidades Autónomas?

En temas de importancia capital para la seguridad de la ciudadanía y que tienen una dimensión internacional, lo normal es que, más que entrar en el mercadeo de las competencias hay que asegurar de verdad a la población. Por lo que debería estudiarse y objetivar al máximo cuál es la mejor respuesta a la seguridad y el modo de materializarla fuera de cálculos políticos. También es necesario aclarar que cualquier cuerpo policial que tenga delegadas competencias por el gobierno central, debe recibir sin ningún tipo de cortapisas herramientas que en común utilizan las policías europeas y otras policías para combatir la criminalidad y el terrorismo. Esto no debería ser discutido como ahora se está tratando de corregir, después de un atentando con víctimas.

1-10 of 29