Actividad‎ > ‎

Noticias

Mostrando entradas 1 - 5 de 98. Ver más »

El Mundo - Podemos lleva al Congreso la gestión de Alfonso Cid

publicado a la‎(s)‎ 19 oct. 2018 4:10 por ARP Sindicato PN   [ actualizado el 19 oct. 2018 4:14 ]























El comisario atado a sí mismo
- Pregunta por el recorte en la seguridad ciudadana y en la lucha contra la corrupción

Enlace a la noticia original

La gestión de la Policía por parte del controvertido comisario de Alicante, Anfonso Cid, llegó ayer al Congreso de los Diputados de la mano de Podemos. El grupo político se ha hecho eco del profundo descontento que hay en la plantilla de la Comisaría Provincial de Alicante así como por parte de los sindicatos sobre la manera en la que Cid entiende la Policía.

Hasta ahora, ha recortado en seguridad ciudadana -únicamente dos coches patrulla vigilan Alicante durante las noches, los festivos y los fines de semana- y también ha minado de manera notable a la Policía Judicial, lo que se traduce en menos agentes luchando contra la corrupción, entre otros muchos asuntos.

Podemos hace una pregunta clara: «¿Qué medidas se han tomado o se van a tomar desde el Ministerio del Interior para poder atajar el problema existente en Alicante? Esta intervención de Podemos no es el único toque de atención al máximo responsable de la Policía de Alicante.

El pasado día 2 de octubre, Guanyar decidió no acudir a la celebración de los Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo, por la situación «límite» que se vive en la Comisaría alicantina. La subdelegada del gobierno, Araceli Poblador, también está al tanto de esta situación pero todavía no ha citado a los sindicatos que la pusieron en su conocimiento.

Actualidad 24 Noticias - La Agrupación reformista de Policía (ARP) plantea el primer de Plan de Prevención de Suicidios en la Policía

publicado a la‎(s)‎ 19 oct. 2018 4:08 por ARP Sindicato PN   [ actualizado el 19 oct. 2018 4:08 ]



La Agrupación Reformista de Policías (ARP) ha presentado un plan de prevención de suicidios al objeto de que desde el Ministerio del Interior, y más en concreto, desde la Dirección General de la Policía, se haga uso del mismo para poder ofrecer un servicio necesario y demandado desde hace demasiados años por el colectivo policial.

Enlace a la noticia original

La presente propuesta de Plan de Prevención de Suicidios en el ámbito del Cuerpo de la Policía Nacional pretende servir de herramienta a la Administración al objeto de minimizar las muertes de policías que año tras año ponen fin a su vida haciendo uso de esta conducta autolítica.

El suicidio se ha convertido en un problema de salud pública que requiere atención. Su prevención y control no es tarea fácil porque depende de múltiples causas.

Prevenir la conducta suicida de los policías comprende la intervención sobre los factores de riesgo individuales, familiares, sociales, culturales, económicos y laborales, entre otros.

Los policías, al igual que el resto de la población, padecen enfermedades que deben ser diagnosticadas y tratadas. Sin embargo, muchos policías no son conscientes de sus problemas y se resisten a recibir apoyo o ayuda. Otros policías enfermos, siendo conscientes de su situación, hacen grandes esfuerzos para limitar sus deficiencias. En ambas situaciones, si el policía sigue ejerciendo sin recurrir a la asistencia de un profesional especialista cualificado, es muy probable que con el tiempo surjan en su vida serios contratiempos.

Predecir el suicidio es difícil, pero hay estudios que demuestran la existencia de señales de advertencia más o menos claras sobre las intenciones de los autoagresores en las semanas o meses anteriores a su muerte, estas no son llamadas de atención inofensivas, sino verdaderas súplicas de ayuda que deben ser consideradas con la máxima seriedad.

La Agrupación Reformista de Policías, sensible a este problema, ha acometido el presente proyecto diseñado para detectar las señales previas al suicidio, superar las barreras que impiden a los policías tomar conciencia de que están enfermos y proporcionarles asistencia especializada.

Garantizar al policía la confidencialidad del tratamiento, la confianza y complicidad en el afrontamiento del problema, así como la búsqueda de soluciones, es fundamental para que el policía afectado tome conciencia de su problema, decida pedir ayuda y acceda al tratamiento.

Asimismo, en este Plan de Prevención, se han incorporado programas destinados al desarrollo de estrategias dirigidas a la promoción de la salud del policía.

La propuesta de este Plan de Prevención aspira a ser incorporado por el Cuerpo de la Policía Nacional a su estructura organizacional como herramienta abierta y flexible, pudiendo ser ampliado en todos y cada uno de los extremos que la Administración determine. Asimismo, resultaría de gran utilidad elaborar análisis y estudios sobre esta materia al objeto de conocer en toda su profundidad el suicidio policial y, elaborar de este modo, estrategias útil…

Público - La ARP denuncia las medallas policiales que premian sin motivo a mandos 'manchados'

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2018 0:42 por ARP Sindicato PN

Con motivo de la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo al Jefe Provincial de Alicante, comisario principal Alfonso Cid Alguacil, la Agrupación Reformista de Policías (ARP) acaba de presentar ante el Juzgado Decano de Instrucción de Madrid una denuncia por presunta prevaricación y malversación dirigida en general contra la arbitrariedad y opacidad que rodea a esas condecoraciones, como las que repartió la cúpula de las cloacas de Interior a mandos como Villarejo
Encabezado de la denuncia presentada este lunes por la Agrupación Reformista de Policías contra la concesión de medallas rojas en presuntos delitos de prevaricación y malversación.


CARLOS ENRIQUE BAYO / PATRICIA LÓPEZ @tableroglobal @patricialopezl

La denuncia presentada esta mañana por una asociación de policías contra las condecoraciones arbitrarias y opacas que concede el Ministerio del Interior va dirigida específicamente contra la que acaba de premiar a un alto mando policial cuyo comportamiento autoritario y abusivo ha levantado en su contra a todos los agentes de Alicante, y antes a los de Benidorm. Pero en realidad va mucho más allá, porque pone en cuestión todo el sistema de concesión de medallas al Mérito Policial con el que se ha ido recompensando –sin justificación ninguna de los méritos aducidos– la fidelidad de los comisarios e inspectores que han participado en actividades reprobables vinculadas a las cloacas de Interior.

La Agrupación Reformista de Policías (ARP) ha interpuesto ante el Juzgado Decano de Instrucción de Madrid una demanda por presunta prevaricación y malversación en la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo al Jefe Provincial de Alicante, comisario principal Alfonso Cid Alguacil, precisamente cuando se han levantado contra él todos los grupos de la Comisaría Provincial –igual que ocurrió cuando dirigió la de Benidorm–, en protesta por sus arbitrariedades y autoritarismo. Tanto es así que todos los sindicatos policiales, y no sólo la ARP, –incluidas la Confederación Española de Policía (CEP), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP)– han reclamado al Ministerio del Interior el cese del comisario Cid.

Además, Cid ha sido denunciado por haber presuntamente ocultado en unas diligencias sobre un robo que estaba empleando un vehículo oficial para usos particulares, cuando estaba destinado en Guadalajara en 2013, algo tipificado como "falta grave" en el artículo 8.s) de la LO 4/2010. Sin embargo, el comisario Cid acaba de ser galardonado con la medalla roja por Orden de 13 de septiembre de 2018 del Ministerio del Interior, y eso ha generado una demanda judicial que afecta a todo el oscuro procedimiento de los premios policiales establecidos durante el franquismo y repartidos arbitrariamente hasta el día de hoy.

La demanda de la ARP denuncia la negativa sistemática de la Administración a justificar la concesión de las condecoraciones

En la demanda de la ARP, a la que ha tenido acceso Público, se denuncia que es imposible averiguar las motivaciones de todas esas recompensas, porque "cuantas solicitudes de justificación incluso individual se vienen dirigiendo a la Administración, en relación con el cumplimiento de los requisitos del art. 6 de la Ley 5/1964, son sistemáticamente evacuadas sin facilitar información alguna al respecto".

"De esta forma, la Administración envuelve la concesión de estas distinciones y el elevado impacto que tienen en el Erario Público en un impenetrable manto de oscuridad, que únicamente puede ser roto a través del control jurisdiccional".

"Por esta razón y en la consideración de que, en caso de concederse la distinción a un funcionario que carece de los requisitos para ello, los propios órganos de la Dirección General de la Policía que intervienen en el proceso de propuesta al Ministro del Interior han de ser conscientes de ello, en actuación habría de activar el reproche penal; esta parte acude directamente a este Juzgado a fin de que lleve a cabo las diligencias de instrucción que se relacionan más adelante y las demás que considere necesarias, para obtener una información que es negada por otros cauces e imprescindible para esclarecer los hechos".

Estos párrafos de la denuncia se muestran a continuación:


Y la demanda continúa:

"Y ello, por supuesto, dejando abierta la facultad del Instructor de investigar si en las restantes 151 concesiones de Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, que constan en la Orden de 13/9/2018, concurre efectivamente alguna de las circunstancias del art. 6 e la Ley 5/1964".

Puede haber "delitos de dimensiones monstruosas, cuya repercusión en las arcas públicas podría ascender a millones de euros", expone la denuncia de la ARP

"En caso de no ser así podríamos hallarnos ante un presunto concurso de delitos de dimensiones y consecuencias monstruosas, cuya repercusión en las arcas públicas podría ascender a millones de euros".

Es decir, si la Justicia accede a investigar un procedimiento policial mediante el cual se ha premiado sistemáticamente a mandos policiales y otras autoridades –incluso a civiles sin relación ninguna con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado–, se deberá escarbar en las cloacas de Interior y se llegará hasta las dos medallas rojas (pensionadas) concedidas al célebre excomisario José Manuel Villarejo Pérez –hoy en prisión– y a muchos otros mandos policiales bajo sospecha.

Porque hace ya décadas que se ha recompensado con esas medallas con pensión vitalicia a cientos de mandos y agentes policiales sin justificarse su adjudicación ni estar sometida a control de cuentas ni transparencia ninguna esa graciosa concesión de premios con un elevadísimo coste total para el erario público. Algo de todo punto injustificado –y por tanto, malversador– si el funcionario a quien se otorga no ha afrontado en acto de servicio una situación de riesgo vital o personal, como exigen la Ley 19/1976 y el Artículo 4 de la Orden de 1 de febrero de 1977, que fijan las condiciones para la concesión de cruces al Mérito Policial.

Como también detalla la demanda de la ARP:

"Lo que nos lleva a considerar como posibles delitos de prevaricación administrativa en concurso ideal con el de malversación de caudales públicos, la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo a un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía que jamás ha afrontado una situación de riesgo para su vida o personal, con el consiguiente perjuicio para las arcas públicas que implica el abono de una pensión vitalicia a quien no tiene derecho a ello".
Coste de fondos públicos entre 60.000 y 180.000 euros

"Para que el Instructor se haga una idea del coste que al erario público puede suponer una Medalla con distintivo rojo (10% vitalicio del sueldo del empleo que disfrute el funcionario en el momento de su concesión, o del que vaya alcanzando en lo sucesivo), indicamos que:

"– En el caso de un funcionario de la escala básica, puede suponer 200 € al mes; es decir, entre 2.400 € al año. Lo que, siendo vitalicia y considerando una media de entre 25 y 30 años de devengo, conllevaría un coste público de entre 60.000 y 72.000 € en total por cada Cruz con distintivo rojo".

"– Y en el caso de un funcionario del Grupo A (de Inspector a comisario), puede suponer entre 400 y 500 € al mes; es decir, entre 4.800 y 6.000 € al año. Lo que, siendo vitalicia y considerando una media de entre 25 y 30 años de devengo, conllevaría un coste público total de entre 120.000 y 180.000 € por cada Cruz con distintivo rojo".

"Cifra muy superior, desde luego, al límite mínimo del subtipo agravado del delito de malversación del art. 432.3.b) CP, penado con prisión de cuatro a ocho años e inhabilitación absoluta por tiempo de diez a veinte años".

¿Estamos ante un escándalo gigantesco de malversación y prevaricación en el seno del Cuerpo Nacional de Policía? La Justicia tiene la palabra.

El Mundo - Llevan al juez la medalla roja que el Ministerio ha dado al comisario Cid

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2018 0:36 por ARP Sindicato PN


El sindicato ARP duda de sus requisitos y pide que investigue si se trata de una «pensión encubierta»
El jefe de la Policía de Alicante se jubila en un año
El Ministerio premia a Cid pese a sus polémicas


La concesión de la medalla roja por parte del Ministerio al comisario provincial de Alicante Alfonso Cid no se ha quedado en la indignación de la mayor parte de la plantilla de Alicante ni en el cólera de los sindicatos, ambos en pie de guerra por su particular manera de dirigir el Cuerpo.

Por primera vez, los criterios que se siguen para elegir a los receptores de la máxima distinción del Cuerpo se han puesto sobre la mesa de un juez para que investigue si Cid y algunos de los comisarios destinatarios de esta medalla son merecedores de ella. El empeño para arrojar luz a este aspecto que año tras año genera tanta polémica, radica en que la medalla en cuestión se traduce en una pensión vitalicia equivalente al 10% del sueldo que sale de los Presupuestos Generales del Estado. Además, tiene unos requisitos muy claros para ser merecedor de ella que, según la Agrupación Reformista de Policías (ARP), Cid no reúne.

Por ello, el sindicato insta al juez a investigar la concesión de «presuntamente ilegal» de concesiones al mérito policial con distintivo rojo. En el escrito, la ARP plasma una sospecha crónica dentro del Cuerpo que no por silenciada deja de ser general: «Desde hace demasiados años es una 'costumbre' que determinados mandos, especialmente comisarios cercanos a la jubilación, sean agraciados con la concesión de este tipo de medallas, en lo que es considerado por el colectivo como una especie de 'pensión encubierta'». Y Cid, según el sindicato, está en esta situación. Le queda un año y medio para jubilarse.

Los denunciantes aclaran que no tienen nada en contra de la concesión de estos reconocimientos pero escenifican su hartazgo porque, insisten, no se otorgan a los agentes adecuados. «Año tras año se premia a personas no merecedoras de esta distinción y se deja fuera a policías que, poniendo en peligro su vida y con todo el merecimiento legal y social, no acceden a percibir una Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo», explica el coordinador general de ARP Luis Miguel Lorente.

Para obtener la cruz al mérito policial con distintivo rojo la norma establece que el policía debe haber resultado herido en acto de servicio; haber participado en tres o más servicios en los que, mediando agresión de armas, concurran las circunstancias del apartado anterior aunque no resultara herido o haber puesto su vida en peligro. Según los sindicatos Cid no cumple ninguno de estos requisitos.

«Llevamos dos años intentando que desde la Dirección General de la Policía se nos facilite la propuesta en la que se basan para conceder esta distinción a distintos comisario. Siempre ha sido sin éxito», reitera Lorente.

Además, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP) también se están planteando emprender acciones legales en el mismo sentido que ARP ante lo que consideran "un escándalo". Los representantes de ambas agrupaciones lamentan que no se "justifiquen" los motivos por los que se conceden estas distinciones.

Diario Información - Un sindicato lleva al juzgado la concesión de una medalla roja pensionada al jefe de la Policía en Alicante

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2018 0:35 por ARP Sindicato PN


La Agrupación Reformista de Policías (ARP) presentó ayer en los juzgados de Madrid una denuncia por presunta prevaricación y malversación en la concesión «presuntamente ilegal» de medallas rojas que conllevan una pensión vitalicia en la Policía Nacional, en concreto la otorgada al comisario principal Alfonso Cid, jefe de la Policía Nacional en Alicante, según informa el sindicato en un comunicado. ARP centra su denuncia en la cruz al Mérito Policial concedida a Cid al entender que no cumple los requisitos y deja abierta al juzgado la posibilidad de investigar otras 151 que se han otorgado este año. El sindicato entiende que es una «injusticia» la «costumbre» de conceder estas medallas a comisarios que tienen cerca la jubilación. Los sindicatos CEP, SUP y UFP también han criticado esta distinción a Cid.

Diario 16 - Meallas Black

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2018 0:34 por ARP Sindicato PN




El 2 de octubre se celebra, en España, el Día de la Policía Nacional. Con tal motivo se programan diversos actos por la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patrón de la policía. Cada comisaría gestiona sus propias actividades conmemorativas; pero por lo general se inician a las doce y media, con una misa en la parroquia correspondiente, y, a continuación, se sirve un pequeño aperitivo en un local habilitado o en, si el espacio de la comisaría lo permite, las propias dependencias policiales. La norma es que acudan personalidades civiles y militares de toda índole, donde se turnan para los correspondientes discursos de agradecimiento a la policía, a su actividad, y a su buen hacer.

Una de las partes de los actos es la concesión de las respectivas medallas al mérito policial, por servicios destacados (supuestamente), marcados siempre por la controversia a la hora de repartir esas medallas, ya que los criterios de asignación no siempre son del agrado de todo el mundo. Es bien sabido que nunca llueve a gusto de todos, pero en el caso del “medallero” de la policía, adquiere tintes irritantes. Cualquier policía sabe, o debería saberlo, que en la concesión de medallas interfieren otros componentes que los estrictamente profesionales y marcados por la normativa, entre ellos, y como más destacado, el “amiguismo”. Casi gran parte de los policías de escalas inferiores han visto, durante años, como “algunas” medallas han ido a parar a las solapas de los propietarios de restaurantes, secretarias, chóferes, vírgenes (María), y personalidades que nada, o casi nada, han tenido que ver con la policía y su labor. Buscando una justificación, a semejante despropósito, son muchos los que argumentan que esta lógica ilógica dimana del hecho de que las medallas se proponen por afinidad, y no por otras actitudes como las que enumera la Ley.

Entre las distintas medallas que existen, las más habituales son las cruces al mérito policial con distintivo blanco (creo que no hay ningún mando de inspector para arriba en toda España que no tenga una, al menos), y suponen una mejora en el baremo de ascenso o para ocupar puestos de trabajo y mejores destinos. Y, el buque insignia de las medallas, lo ostentan las “cruces con distintivo rojo”, que, además de lo dicho anteriormente, conllevan un incremento retributivo y una pensión vitalicia del diez por ciento (10%) del salario. Para esta última medalla hay que reunir una serie de requisitos que creo no es necesario enumerar, pero resumidos son:

Resultar herido en acto de servicio, participar en tres o más servicios mediando agresión con armas, realizar un hecho abnegado que ponga de manifiesto el alto valor del policía y hechos distinguidos y extraordinarios en los que haya quedado patente un riesgo o peligro personal.

Tan solo hay que ver el porcentaje de medallas pensionadas concedidas en las distintas escalas policiales, para comprender la manipulación que se produce. Solo añadiré en este apartado que entre los policías corre un chiste que dice que el lugar más peligroso del mundo es el despacho de un comisario, porque todos (o casi todos) tienen una (o varias) medallas con distintivo rojo.

Los policías de la escala básica, los “curritos”, los que están ahí cuando el ciudadano los necesita, los que están en la calle, los que reciben los disparos, los golpes, las puñaladas, los que, y puede estar el ciudadano tranquilo, velan por su seguridad, esos rara vez obtienen este tipo de condecoración. Algún Sindicato ha calificado esas lista de condecoraciones como una “vergüenza y un descrédito” para la Policía Nacional, pero al mismo tiempo tampoco se ve que esos mismos sindicatos estén haciendo algo para detener esta injusticia histórica, donde los que duermen en sus casas, y trabajan en cómodos despachos, son los que se llevan las medallas que les debería corresponder a esos currantes que se desviven por el ciudadano en su labor diaria, y, con una impagable profesionalidad, son los que menos cobran. Y en el caso de la Policía y la Guardia Civil, incluso menos que otras policías, mientras las medallas se las llevan sus jefes.

Cadena SER - Radio Alicante - Denuncian a la Administración por la supuesta concesión ilegal de medallas con distintivo rojo

publicado a la‎(s)‎ 2 oct. 2018 0:33 por ARP Sindicato PN

Patrulla Policía Nacional

La ARP considera que se puede haber cometido prevaricación y malversación de fondos públicos al concederse a mandos a punto de jubilarse, que no cumplen con los requisitos, para incrementar en un 10 % su pensión



La Agrupación Reformista de Policías ha presentando esta mañana una denuncia contra la Administración por la presunta concesión ilegal de las medallas al Mérito Policial con distintivo rojo. Consideran en esta denuncia interpuesta en los juzgados de Madrid que se pueden haber cometido delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos.

Estas distinciones se otorgan a policías que hayan resultado heridos en acto de servicio o hayan visto su integridad en peligro ejerciendo su labor. Sin embargo, aseguran desde el sindicato, con sede en Alicante, que se ha convertido en una práctica habitual que las reciban altos mandos a punto de jubilarse. Y es que, esta cruz con distintivo rojo supone una pensión vitalicia del 10 % del sueldo que tenga el agente en el momento de recibirla.

Por ello, el coordinador general de la ARP, Luis Miguel Lorente, señala que se ha convertido en una especie de "pensión encubierta" a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

En este sentido, otros sindicatos policiales como el SUP, la UFP o la CEP, han confirmado está práctica que califican de "escandalosa" y lamentan que no se les justifiquen los motivos de estas distinciones. Anuncian que están estudiando también presentar denuncias en los tribunales como ha hecho la ARP.

Se da la circunstancia de que se ha otorgado una de estas cruces con distintivo rojo al comisario provincial Alfonso Cid, justo un día después de que los sindicatos exigieran su cese en el Consejo de la Policía por su mala gestión del personal. Una gestión que, como ya avanzó Radio Alicante, provocaba que hasta un 50 % de las llamadas al 091 en nuestra ciudad se quedaran sin atender durante el turno de noche por falta de agentes.

El Mundo -

publicado a la‎(s)‎ 24 sept. 2018 5:05 por ARP Sindicato PN

La plantilla censura que se le haya otorgado a pesar de haber recortado en seguridad, con sólo dos patrullas por las noches y los fines de semana, y en la lucha contra la corrupción
La medalla pensionada le reportará una pensión vitalicia equivalente al 10% de su sueldo cuando se jubile en un año y medio
Un comisario contra las cuerdas

El comisario Alfonso Cid en una imagen de archivo. EL MUNDO


Si todos los años el criterio de elección para aupar a los policías a las medallas pensionadas causa un gran malestar en la plantilla (por la mayor presencia de jefes en detrimento de agentes), éste ha sido especialmente espinoso en Alicante. El reconocimiento que acaba de otorgar el Ministerio del Interior al comisario Alfonso Cid tiene tintes (la mayoría) amargos para él aunque también hay uno dulce: que esta máxima distinción le reportará una pensión vitalicia equivalente al 10% de su sueldo cuando se jubile dentro de un año y medio.

La propuesta de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana y la recepción del Gobierno ha incendiado todavía más la Comisaría. Muy pocos lo ven con buenos ojos. La concesión de la medalla pensionada -máxima distinción dentro de la Policía- no ha hecho sino azotar la polémica en torno al jefe de la Policía de Alicante, tremendamente señalado por su manera de ejercer el cargo y de relacionarse con la plantilla.

Este reconocimiento -entre cuyos requisitos está haber arriesgado la vida en acto de servicio- llegó el pasado viernes, sólo un día después de que todos los sindicatos en bloque pidieran al Consejo de la Policía su cese inmediato. Fuentes de la Comisaría censuran que la Jefatura Superior haya elevado esta propuesta al Gobierno cuando, aseguran, es plenamente conocedora de la situación límite que se vive en Alicante. No entienden que se le haya premiado con prácticamente toda la plantilla en pie de guerra (sindicatos al margen) por sus formas y por sus decisiones.

La más controvertida, recuerdan, es la de haber dado un zarpazo a la seguridad de la ciudad dejando únicamente dos coches-patrulla por las noches, los fines de semana y los festivos. Un número que resulta «insuficiente» para una ciudad tan dinámica en cuanto a delincuencia como es Alicante. Con esta decisión, denuncian los representantes de los trabajadores, se asegura un tanto ante el Ministerio, que tiene que pagar menos dinero por la nocturnidad.

A cambio, insisten los sindicatos, «se quedan sin atender llamadas de los ciudadanos que precisan un servicio». Entonces, ¿es lícito el ahorro para sacrificar la seguridad en las calles por la noche?

De Cid también es el recorte a la lucha contra la corrupción, «mermando considerablemente» el número de agentes dedicados a esta parcela y el aterrizaje al frente del Gabinete de Prensa de un inspector, su 'protegido', cuya gestión transciende las propias de la comunicación, lo que solivianta a la mayoría de los Grupos de la Comisaría.

La cercanía de este agente con el comisario (es su mano derecha) le ha hecho merecedor de una medalla por parte de la Generalitat que también ha crispado los ánimos puesto que se equiparan sus méritos con los de otros agentes de más trayectoria y prestigio.

Para obtener la cruz al mérito policial con distintivo rojo la norma establece que el policía debe haber resultado herido en acto de servicio; haber participado en tres o más servicios en los que, mediando agresión de armas, concurran las circunstancias del apartado anterior aunque no resultara herido o haber puesto su vida en peligro. Según los sindicatos Cid no cumple ninguno de estos requisitos.

«Vamos a denunciar donde corresponda y solicitar a la Administración los datos pertinentes para comprobar si Cid cumple los requisitos necesarios para tener acceso a esta medalla», advierte el coordinador general de la Agrupación Reformista de Policías (ARP), Luis Miguel Lorente. Y ponen como ejemplo de una medalla roja bien concedida al de la agente que permitió detener a la 'viuda negra' de Alicante y a su compañero. «Ese es un ejemplo contrario al del comisario. La compañera puso en peligro su integridad física y su vida. Eso sí que es una medalla roja bien dada», aclara Lorente.

Por último, toca un aspecto espinoso en la concesión de distintivos: «En 2016 ya denunciamos que se las daban a comisarios principales justo antes de jubilarse, lo que podría ser una pensión encubierta donde se bordea la presunta prevaricación».

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) se pronunciaron en los mismos términos. «Mostramos nuestro total desacuerdo con la medalla a Cid, medalla injustificada debido a la mala gestión que está realizando en su comisaría; una mala gestión que ha sido llevada al Consejo de la Policía y ahora su mal trabajo es premiado con una medalla roja. Es vergonzoso». Y añaden: «En el reparto de medallas destacamos la gran diferencia entre las dadas a comisarios y las que se han dado a policías».

Voz Pópuli - Alfonso Cid, comisario de Alicante, en el punto de mira por sus "listas negras"

publicado a la‎(s)‎ 24 sept. 2018 5:04 por ARP Sindicato PN

El comportamiento del mando policial está siendo cuestionada por varios sindicatos.
Le acusan de hacer recortes en dispositivos y de señalar a varios agentes que se oponen a su gestión. Han pedido su dimisión
Manifestación contra el comisario de Policía Alfonso Cid.


En 25 días, entre el 22 de agosto y el 15 de septiembre, han sido asesinadas cuatro personas en la provincia de Alicante. En agosto saltaba a los medios la historia de Conchi, la 'viuda negra', que, con un destornillador y la ayuda de su ‘cuidador’, acabó con la vida de su último marido, todo bajo la mirada de la único testigo, una agente de la Policía Nacional. A mediados de septiembre era detenido Javier por un triple crimen: con un cuchillo de cocina mató a su hermano, a su padre y a su madre.

El día que Conchi asesinó a su esposo sólo había en la calle dos motos de policía operativas. Ningún coche patrulla, los conocidos como ‘zetas’, rodaban por el asfalto de Alicante en agosto, en plena temporada alta de turistas. ¿Por qué había tan pocas unidades disponibles en ese momento? Según denuncian algunos sindicatos de Policía como la Agrupación Reformista de Policías (ARP), por culpa de los recortes, horarios y cambios de turno que el comisario de Policía Nacional Alfonso Cid está llevando a cabo desde noviembre de 2017, lo que está produciendo “una merma en el servicio del 091”, el que atiende las llamadas de los ciudadanos.

El plan inicial de los sindicatos era pedir la dimisión de Cid en el Consejo de la Policía del pasado jueves. La Confederación Española de Policía(CEP) emitió un comunicado el pasado 15 de septiembre informó de que así lo haría. Sin embargo, en un nuevo escrito difundido tras la reunión, explicó que junto con el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP), apuntaron que se limitaron a exponer “la gravedad de la situación que se está viviendo en Alicante con el Comisario Provincial”.

Uno de los cambios más importantes que ha llevado a cabo el comisario influye en el Grupo de Atención Ciudadana, el que atiende las emergencias del servicio del 091

Uno de los cambios más importantes que ha llevado a cabo el comisario influye en el Grupo de Atención Ciudadana (GAC). Los policías adscritos a esta unidad son los que se presentan en el lugar indicado cuando entra una llamada al 091. Se reparten el trabajo en turnos de mañana, tarde y noche, por lo que compran un suplemento de 120 euros.

A su llegada, Cid obligó a los agentes a decidir si querían trabajar por la mañana o por la tarde, por lo que eliminó la turnicidad del grupo. “A mucha gente le vino fatal y se negaron”, apunta el coordinador de la ARP, Luis Miguel Lorente. Su organización es la que ha abanderado y articulado gran parte de las protestas contra el comisario, con el apoyo de la ASP, a la que se han sumado el resto de las delegaciones locales de los otros sindicatos.

Estos cambios se hicieron de manera “unilateral”, sin contar con los representantes policiales que denuncian la existencia de una “lista negra”por la que siempre son los mismos agentes los que realizan las tareas menos gratas. Algunas de las consecuencias de las modificaciones realizadas por Cid es que hay servicios policiales sin gente suficiente, como la sala del 091, que no tiene efectivos para dar cobertura a los vecinos de Alicante.

La Dirección General de Policía, recientemente, pidió dos informes para valorar la actuación de Cid: uno a la Jefatura Superior de Valencia, dirigida por José Javier Causante, y otroa la subdelegación del Gobierno en Alicante, que cuenta con la socialista Araceli Poblador al frente. Sendos escritos avalan la actuación del comisario.
Polémicas anteriores

Según fuentes policiales con varios años a las espaldas a sus espaldas y que han trabajado con anterioridad con Alfonso Cid, explican que esta no es la primera polémica en la que el comisario se ve envuelto. “Es un mando controvertido allí donde va”, subrayan.

Llegó a Benidorm cuando Juan Cotino era director general de la Policía. Las mismas fuentes afirman que hacía un uso privado de los coches oficiales y los vehículos de alta gama decomisados, llevándolos hasta su vivienda.

Sus superiores, tanto en Alicante como en la jefatura Superior de Valencia, tomaron cartas en el asunto hasta retirarle esa prebenda que él mismo se había adjudicado. Entre otros destinos, Alfonso Cid ha pasado también por Guadalajara y Teruel. “Por donde va, crea polémica”.

Según ha podido saber Vozpópuli, Alfonso Cid recibirá el próximo 2 de octubre, en la festividad de los Santos Ángeles Custodios, una medalla al mérito policial con distintivo rojo por parte del Ministerio del Interior. Esta condecoración conlleva un aumento del 10% en su sueldo para toda la vida.


El Mundo - El Consell condencora al 'protegido' de Cid e ignora a la Policía Judicial

publicado a la‎(s)‎ 24 sept. 2018 5:02 por ARP Sindicato PN

La mayoría de la plantilla no entiende que los méritos del 'chico para todo' del comisario se equiparen a los de agentes con más bagaje y prestigio
La polémica viene porque se ha 'marginado' a quienes combaten la corrupción, el crimen organizado, los homicidios o las agresiones sexuales
Un comisario contra las cuerdas
Cid desactiva la lucha contra la corrupción


Alfonso Cid durante su discurso en el Día de la Policía en 2016. MANUEL LORENZO


La imposición de medallas que otorga la Generalitat al Cuerpo Nacional de Policía será este año un acto de contención para muchos agentes por dos motivos. El primero de ellos es la elección del 'protegido' del comisario provincial de Alicante, Alfonso Cid, como uno de los policías que será condecorado. Y el segundo es que ningún miembro de la Policía Judicial -la brigada que se encarga de los delitos fiscales, la corrupción, los crímenes o el narcotráfico a gran escala- haya sido propuesto para tal distinción pese a las exitosas operaciones que han desarrollado en este último año y en los anteriores.

Que prevalezca el jefe de prensa de la Comisaría -un inspector ordinario que en realidad para muchos es el 'chico para todo de Cid'- sobre policías experimentados y con importantes operaciones a sus espaldas ha crispado los ánimos. Todavía más. Tampoco se entiende que los méritos de este agente -con una particular visión de lo que es un gabinete de comunicación- se equiparen a los logrados por otros con más prestigio y trayectoria como es el caso de la jefa de la Brigada de Policía Científica Marisol Conde, una profesional de incontestable experiencia muy querida y respetada por sus compañeros. Conde también recibirá la medalla.

La ausencia de nombres de efectivos de la Policía Judicial en la lista de la Conselleria no se ha pasado por alto en la Comisaría. Participar en distintos operativos contra traficantes, investigar las corruptelas o sacar del circuito a un depredador sexual de menores que no tenía intención de dejar de atacar no han sido motivos suficientes para proponer a los agentes que integraron estos operativos. Y eso en una provincia tan dinámica como Alicante (en todos los sentidos) ha chirriado.

En la Comisaría llueve sobre mojado. Como publicó EL MUNDO en su edición de ayer, la gestión de Cid ha provocado una tortuosa situación en Alicante que le mantiene enfrentado con la mayoría de la plantilla. De hecho, el asunto ha llegado a tal extremo que mañana mismo todos los sindicatos, sin excepción, pedirán en el Consejo de la Policía el cese inmediato del comisario de Alicante.

Todos denuncian la falta de diálogo y sus decisiones «arbitrarias» al margen de insistir en que su visión del Cuerpo compromete, dicen, la seguridad en la ciudad. También han dado parte a la Subdelegación del Gobierno para que tome cartas en el asunto.

1-10 of 98