Actividad‎ > ‎

Noticias

Mostrando entradas 1 - 5 de 144. Ver más »

Cadena SER Radio Alicante - Una inspectora jefa denuncia a sus superiores por coacciones, prevaricación e injurias graves

publicado a la‎(s)‎ 9 mar. 2019 11:42 por ARP Sindicato PN

La denunciante acusa al ex jefe de la comisaría de Orihuela de iniciar "una caza de brujas" contra ella para defender a un subinspector, y amplía la denuncia al comisario provincial y a otro inspector como coautores materiales


Una patrulla de la Policía Nacional / Europa Press


OMAR SANCHO
Alicante08/03/2019 - 16:15 h. CET



Una inspectora jefa de la Policía Nacional ha denunciado al ex jefe de la comisaría de Orihuela, Matías Hernández, y también al comisario provincial, Alfonso Cid, y al inspector responsable de un expediente disciplinario abierto contra ella, como coautores materiales.

Les acusa de, presuntamente, coacciones para trasladarla de puesto de trabajo, prevaricación al emitir una resolución arbitraria de ese expediente a sabiendas de que era injusta y de un delito de injurias graves.

Según esta denuncia, presentada ante el juzgado de instrucción de Orihuela el pasado noviembre, la inspectora fue destinada a esta localidad como jefa de la Brigada de Policía Judicial en junio de 2017. Desde un principio, señala, sufrió un trato discriminatorio con respecto a sus antecesores ya que, entre otras cosas, no fue presentada en la comisaría provincial, como es lo habitual según la norma protocolaria.

Pero los verdaderos problemas comenzaron en febrero del pasado año. Señala la denunciante que un subinspector de una de las unidades a su cargo, acostumbrado a trabajar sin superiores directos ya que la plaza del la inspectora jefa llevaba años sin estar ocupada, dejó de respetar su jerarquía y, en connivencia con el anterior jefe de la comisaría, no le informaba de sus investigaciones, le faltaba al respeto y la humillaba en público, según su versión de los hechos.

Al trasladarle esta situación a su superior, éste le aconsejó que elevara un comunicado al Comisario Provincial. Tras esta queja, que no fue atendida, aclara, comenzó lo que considera una "caza de brujas", dice textualmente, sin saber exactamente si por ser mujer, por exigir que se cumpliera la jerarquía del cuerpo o porque este subinspector estaba protegido por los mandos.

De hecho, según la denuncia, el ex jefe de la comisaría le llegó a decir en tono amenazante que, una vez abierta la "caja de pandora", en relación con la queja elevada al comisario provincial, uno no sabe lo que se encontrará dentro y que el subinspector supuestamente insubordinado era insustituible pero ella no.

Fue entonces cuando se le abrió un expediente sancionador aunque, apunta en la denuncia, no se le informó de los motivos, y se le coaccionó para cambiar de brigada ya que este subinspector y varios agentes más presentaron una queja alegando falta de profesionalidad por su parte. La inspectora denuncia además que no se le permitió defenderse ni presentar testigos y acusa al anterior jefe de la comisaría de Orihuela de mentir como testigo para proteger al subinspector, a pesar de que otros dos inspectores jefes habrían respaldado como testigos su versión de los hechos.
Conflicto entre trabajadores

Por su parte, fuentes consultadas por Radio Alicante, aseguran que se trata de un conflicto personal entre dos trabajadores, por el cual, ambos fueron sancionados. Sin embargo, la inspectora no está de acuerdo con esta resolución y por eso acude a los tribunales.

Señalan además que ha tenido problemas similares con otros funcionarios y que, incluso, ya denunció a sus superiores en un destino anterior. Y se muestran confiados en que la denuncia será archivada en breve.

VozPópuli - Tres ertzainas plagian un protocolo antisuicidios de un sindicato de Policía

publicado a la‎(s)‎ 9 mar. 2019 11:39 por ARP Sindicato PN

La policía vasca está trabajando en un sistema para evitar que los agentes se quiten la vida. En el seno de las reuniones, tres policías presentaron un trabajo realizado por una organización de la Policía Nacional


Dos ertzainas. EFE


CARLOS FRÍAS
PUBLICADO3.3.2019 - 5:15

Tres agentes de la Ertzaintza han plagiado un protocolo antisuicidios de un sindicato de Policía Nacional. Los hechos se han producido en una comisión que lleva a cabo el Gobierno del País Vasco para implementar un plan para prevenir que se cometan este tipo de muertes entre sus trabajadores.

Un sindicato se adelanta a la Dirección General de la Policía y presenta un plan de prevención de suicidiosUn sindicato se adelanta a la Dirección General de la Policía y presenta un plan de prevención de suicidios

La policía vasca está trabajando en un proyecto paralelo para que se aplique un protocolo específico para sus agentes. En el seno de las reuniones que se están produciendo (dos hasta ahora, según ha podido saber Vozpópuli), un grupo de tres ertzainas presentaron un trabajo de 39 páginas y 24 fuentes documentales en apenas 15 días, un tiempo récord para un trabajo de estas características.

Los mandos que recibieron la propuesta se mostraron extrañados al recibir el documento en tan pocos días

Los mandos que recibieron la propuesta se mostraron extrañados al recibir el documento en tan pocos días. Cuando introdujeron algunos párrafos en un buscador de internet, se percataron que era el mismo trabajo que ha desarrollado la Agrupación Reformista de Policías (ARP), un sindicato policial que ha elaborado el primer borrador en esta materia.
Cambios insignificantes

Los agentes, según ha podido saber este periódico de fuentes de primera mano en este asunto, se limitaron a sustituir algunos aspectos menores, como las palabras "Policía Nacional" por las de "Ertzaintza", y el logotipo de la ARP por otros. Cuando les preguntaron por aspectos técnicos de su trabajo no supieron contestar a las preguntas concretas, lo que levantó más dudas entre sus superiores.

Uno de los responsables que se percató de que el trabajo era un plagio se ha puesto en contacto con la autora del protocolo para explicarle lo sucedido y pedirle perdón en nombre de la Ertzaintza. Este medio ha podido corroborar los hechos expuestos a través del gabinete de comunicación del cuerpo policial vasco.

Uno de los responsables que se percató de que el trabajo era un plagio se ha puesto en contacto con la autora del protocolo para explicarle lo sucedido y pedirle perdón

Respecto a lo ocurrido "desde ARP queremos dejar claro que no queremos que tengan ningún problema los compañeros denunciados, a pesar de que su conducta no haya sido ejemplar no citando la fuente. Nos quedamos con que nuestro trabajo es atractivo y valorado desde otras policías, esperemos que a la Ertzaintza pueda serles útil y comunicamos que está al alcance de cualquiera a través de nuestra web www.arpol.es"

El Mundo - Cuasante, el jefe con el que la Policía comenzó su 'limpieza' en la Comunidad

publicado a la‎(s)‎ 23 feb. 2019 4:59 por ARP Sindicato PN

El ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska en una imagen reciente. EL MUNDO

Enlace a la noticia original

Su cese forma parte del plan de Interior para relevar al 'núcleo duro' del Cuerpo
El comisario de Alicante, Alfonso Cid, lleva señalado más de un año
Primeros vetos públicos por la gestión de Cid en la Policía
Cid, el comisario atado a sí mismo

La Policía ya ha comenzado la tarea titánica que supondrá sacar del circuito activo a los comisarios vinculados con el núcleo retrógrado de un Cuerpo que, en las cúpulas, todavía se rige por herencias del pasado. La polémica y profunda remodelación que el ex ministro Juan Ignacio Zoido realizó in extremis para reforzar el control político sobre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado escuece y el nuevo Gobierno intenta, desde hace meses, renovar una cúpula policial que aún tiene mucha fuerza. El asunto es poliédrico.

Muchos de los comisarios de la vieja guardia tienen sólidos agarres en las bóvedasy levantarlos de sus sillas es tan complejo como delicado. En la Comunidad Valenciana, los ecos de esa reestructuración se materializaron con el cese fulminante del jefe superior de Policía, José Javier Cuasante, a principios de este mes. Su salida sorprendió pero lo cierto es que en el Ministerio se estaba rumiando desde hacía tiempo. No era una tarea fácil, nunca lo es cuando se trata de cambiar una organización fuerte y que se encuentra cómoda.

El destino de Cuasante es el Consejo Asesor de la Policía, el organismo en el que suelen recalar los altos mandos destituidos, que es considerado como un cementerio de elefantes; una defenestración en toda regla, tal como consideran muchos sectores. Su salida del escalón más alto de la Policía autonómica hizo que no pocos agentes y mandos giraran la mirada hacia el comisario de Alicante Alfonso Cid, un hombre polémico al que Cuasante nunca llamó al orden a pesar de los graves problemas que ha causado en la plantilla por su manera de entender y de dirigir el Cuerpo.

Pese a saber que tiene la espada de Damocles sobre su cuello, el jefe de la Policía de Alicante continúa acumulando controversias y sembrando vientos. Sigue, en definitiva, inflexible en su unilateralidad. No estar en su cuerda supone para muchos agentes caminar hacia el destierro. El último capítulo de este divorcio entre Cid, la plantilla y los sindicatos se ha producido a propósito de un viaje a Madrid con coche oficial de su hombre de confianza para, según denuncian los sindicatos, arreglar un asunto personal. La reunión trimestral de Cid con los representantes de los trabajadores hizo que las ya maltrechas relaciones terminaran de saltar por los aires.

Los sindicatos le preguntaron por ese desplazamiento y, tal como indican, Cid respondió con una respuesta airada en lugar de buscar una postura conciliadora. Les vino a decir que si tenían algún problema, denunciaran. «El tono, como es habitual en él, fue despótico», precisan fuentes consultadas por este periódico.

La cólera del comisario -poco dado a dar explicaciones sobre su manera de hacer las cosas- se materializó en algo inaudito hasta ahora: se negó a firmar el acta de la reunión. «Su postura contraviene la ley. Está obligado a hacerlo», aseguran.

Este gesto es uno más de ritual de excentricidades que ha impuesto en Alicante y que le han convertido en el comisario más conflictivo de cuantos han pasado por la ciudad. Lo ha conseguido en solo dos años. Suya es la responsabilidad de haber puesto a la Comisaría en una situación límite cuyo día a día mantiene a los agentes en un descontento permanente y palpable.

Policías 'castigados', ignorados y otros relegados a los servicios más tediosossimplemente por no compartir su manera de dirigir el Cuerpo e incluso presuntas listas negras. A esto hay que sumar la polémica condecoración con distintivo rojo -la distinción más alta del Cuerpo- que recibió y que le acarreará una pensión vitalicia cuando, según fuentes de la Policía, no cumplía los requisitos para optar a ella.

También es suyo el dudoso honor de haber recortado los coches patrulla en Alicante durante las noches, los fines de semana y los festivos. Únicamente, advierten los sindicatos, hay dos para toda la ciudad. Las agrupaciones se pronuncian con la misma urgencia: el relevo es necesario.

De hecho, pidieron su cese -al unísono- en el Consejo de la Policía sin que, por el momento, haya habido una respuesta. Cuasante era consciente de ello, pues llegaron a elevarle quejas de manera directa aunque nunca, al menos de manera oficial, interviniera en las polémicas. En Madrid también son plenamente conocedores de las formas de Cid y de cómo impactan en el Cuerpo. La situación lleva un año siendo límite en la Comisaría de Alicante y, lejos de reconducirse, los problemas van a más.

Diario 16 - El jefe superior de policía de Valencia obligaba a sus subordinados a subirle los periódicos a su casa

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2019 11:25 por ARP Sindicato PN

El ministro del Interior destituyó a Causante, tras haber retrasado los informes para el juicio por corrupción del PP, por el caso ‘Brugal’

El exjefe superior de la Policía Nacional en la Comunitat Valenciana, José Javier Cuasante.

Enlace a la noticia original

La Agrupación Reformista de Policía valora el gesto del ministro Marlaska de cesar al jefe superior de la Policía Nacional en la Comunitat Valenciana, José Javier Cuasante. A juicio del coordinador general de la Agrupación, Luis Miguel Lorente Moreno “se trataba de una persona autoritaria con perfil militar, que obligaba a sus subordinados a subirle el `periódico los fines de semana”.

En abril de 2015 el juez Tejada del Castillo, que investigaba la trama de corrupción en el llamado caso ‘Brugal’ en Alicante, recurrió al Consejo General del Poder Judicial para reclamar a la policía que dirigía el comisario Cuasante, una documentación que esperaba desde 2010. El caso Brugal que afecta al PP, nueve años después, sigue pendiente de fecha para la celebración del juicio

Desde la ARP quieren “felicitar a los responsables del Ministerio del Interior por esta acertada decisión del cese jefe superior de la Policía, entendiendo que el relevo de la cúpula policial en la Comunidad Valenciana, que ha comenzado, esperemos que finalice como la sociedad civil y el colectivo policial, sigue esperando impacientemente”.

Para Luis Miguel Lorente Moreno, esta destitución “es el colofón a muchos años de trabajo, de pelea sindical, respecto a una gestión de este mando que no era la más adecuada, teniendo en cuenta que representa un modo arcaico de ver la profesión”.

Lorente, ha confirmado a Diario16, que el jefe superior cesado “era uno de los que llamamos mando de marcado carácter castrense, y con una fuerte personalidad autoritaria.”

El Coordinador de ARP insiste “en agosto del año pasado, algunos afiliados de la ARP denunciaron que les obligaba a que le subieran la prensa escrita a su casa en domingos y fiestas de guardar.” El coordinador general de Agrupación Reformista de Policía, denuncia que “ciertos mandos que ya tienen unas prebendas y unos sueldos bastante elevados y que encima tengan aparte vivienda gratis total, pagada por todos los ciudadanos”, estos beneficios queman bastante al colectivo policial.

Diario Información - Interior fulmina a Cuasante como jefe superior de la Policía en la Comunidad

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2019 11:23 por ARP Sindicato PN

La destitución se firmó el martes por la noche sin haber designado a un sucesor para la plaza, que se cubrirá «en días»


Cuasante en su toma de posesión.

Enlace a la noticia original

Un cese fulminante que ha caído como un mazazo sobre la cúpula de la Jefatura Superior de Policía de València. La destitución del hasta ayer jefe superior de la Policía en la Comunidad Valenciana, José Javier Cuasante, sin un desencadenante explosivo y sin haber designado aún un sucesor ha generado un clima enrarecido y una cascada de interrogantes. Máxime por la forma en que se ha producido, de manera sorpresiva y aislada de otros movimientos dentro del Ministerio del Interior, que es como se ha ido produciendo hasta ahora la renovación de la cúpula ministerial y policial tras la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno central.

El comisario principal, que ha desarrollado buena parte de su carrera en la Comunidad, entre Alicante y València, recibió la comunicación de su destitución el martes por la noche, a través de una llamada del director adjunto operativo (DAO), José Ángel González Jiménez, amigo personal de Cuasante.


El hasta ayer máximo responsable de la Policía Nacional en la Comunitat Valenciana comunicó su destitución a sus mandos y principales colaboradores durante una reunión mantenida a primera hora de la mañana. Sin embargo, la noticia no trascendió hasta su filtración a primera hora de la tarde, cuando la mayor parte de los funcionarios ya habían terminado su turno laboral y habían abandonado la Jefatura Superior de Policía.

La reunión en Segovia
Tras la llegada al Ministerio del Interior del magistrado Fernando Grande-Marlaska, en junio del año pasado, se inició la paulatina renovación de la cúpula no solo ministerial, sino también las de la Policía y de la Guardia Civil.

La jefatura de València ha permanecido intacta, por lo que existía la convicción de que Cuasante no estaba en la lista de los sustituibles . Sin embargo, fuentes de Interior aseguraron que la decisión de cesarle había sido tomada tiempo atrás, hace varios meses.

José Javier Cuasante, que ha preferido no hacer declaraciones ni valoraciones sobre su destitución, es el gran ausente en la cumbre que, a modo de coaching, está celebrando la cúpula policial desde ayer y hasta mañana, viernes, en La Granja (Segovia), para formar a los altos mandos en la puesta en marcha de las líneas estratégicas del modelo de seguridad diseñado por el actual Ministerio del Interior.

De hecho, la ausencia del jefe valenciano no pasó desapercibida, por lo que el director general tuvo que explicar a los presentes la destitución de Javier Cuasante. El comisario principal pasará a engrosar las filas del Consejo Asesor de la Policía, un órgano integrado por «funcionarios de reconocido prestigio», según la orden ministerial que lo desarrolla, entre cuyas funciones está la de emitir informes o aconsejar al director general de la Policía, aunque en la práctica es el destino de los altos mandos relevados de sus cargos. Por lo que respecta a su sucesión, fuentes de Interior explicaron que el ministro tiene la intención de nombrar al nuevo jefe de València «lo antes posible, en días».

Levante EMV - Interior destituye a Javier Cuasante como jefe de Policía de València

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2019 11:20 por ARP Sindicato PN

El comisario principal, que ha estado casi tres años al frente de la Jefatura de la Comunitat Valenciana, irá al Consejo Asesor de la Policía - Grande-Marlaska hará público el nombre del sucesor entre mañana y el viernes

 José Javier Cuasante.


El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, destituyó el martes por la noche al comisario principal José Javier Cuasante como jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana. El cese obedece a una serie de movimientos que se producirán en los próximos días dentro de la Dirección General de la Policía y, en principio, está previsto que Cuasante, que ha comunicado su cese a lo largo de la mañana a sus mandos, termine en el Consejo Asesor de la Policía, el organismo en el que suelen recalar los altos mandos destituidos.

El cese de Cuasante, nombrado jefe superior de València en marzo de 2016, estaba siendo estudiado por el departamento que dirige Grande-Marlaska desde hace algunos meses, dentro de la renovación de la cúpula policial, pero la decisión se ha adoptado ahora ante la inminente jubilación del subdirector de Logística, hecho que se producirá en un par de semanas y que dará pie a que se originen vacantes dentro de la dirección general, lo que propicia nuevas vacantes y nombramientos desde otras jefaturas superiores.


Por lo que respecta a su sustitución al frente de la Jefatura Superior de la Comunitat Valenciana, suenan varios de los actuales jefes policiales de otras comunidades autónomas, principalmente de dos de ellas, aunque también intentarán optar a ocupar el cargo los comisarios principales destinados actualmente en la jefatura de València y en otros puestos de las tres comisarías provinciales. El nuevo jefe superior será nombrado antes de que acabe la semana.

Las Provincias - Interior cesa al jefe superior de Policía en la Comunitat Valenciana

publicado a la‎(s)‎ 6 feb. 2019 8:28 por ARP Sindicato PN   [ actualizado el 6 feb. 2019 8:29 ]

Relacionado:
https://www.elplural.com/sociedad/los-policias-de-valencia-obligados-a-llevarle-la-prensa-a-su-jefe_201437102 

José Javier Cuasante, jefe superior de Policía en la Comunitat Valenciana. / LP

Enlace a la noticia original

El nombre del sucesor de Cuasante aún no se conoce tras la renovación de la cúpula policial
JAVIER MARTÍNEZValenciaMiércoles, 6 febrero 2019, 15:38


El Ministerio del Interior ha anunciado hoy el cese del jefe superior de Policía en la Comunitat Valenciana, el comisario principal de José Javier Cuasante, según han confirmado fuentes policiales. Cuasante ha sido informado de su cese esta mañana, e inmediatamente ha comunicado la noticia a los mandos de la Jefatura Superior de Policía y a sus colaboradores más cercanos en la reunión que mantienen todas las mañanas. Tras anunciar la renovación de la cúpula policial en Valencia, fuentes del Ministerio del Interior precisaron que aún no se conoce el nombre del sucesor.

Cuasante, que fue nombrado jefe superior el 9 de marzo de 2016, pertenece a la 39 promoción de la Academia General Militar (1979) y a la primera promoción de oficiales de la Policía Nacional (1984). Ascendió a comisario principal en 2014 y estuvo al frente de la comisaría de Alicante hasta su nombramiento como jefe superior de Policía en la Comunitat. Desde 1984, José Javier Cuasante, ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en Asturias, Granollers, Barcelona y Murcia.

Tras su ascenso a comisario 1999, Cuasante fue nombrado jefe de la comisaría de Lorca y posteriormente de la comisaría alicantina de Elche. Bajo sus órdenes, Alicante registró en 2015 la tasa de criminalidad más baja y la ciudad estrechó lazos con otros países. Por ejemplo, una delegación de la policía argelina visitó las instalaciones de la Policía Nacional en Alicante, un encuentro en el que, entre otros asuntos, se abordaron temas referentes a la colaboración y coordinación policial en relación con la vigilancia de los puestos fronterizos.

Público - El policía de Cospedal imputado en 'Kitchen' recibe trato de favor en su destino de Alicante

publicado a la‎(s)‎ 6 feb. 2019 8:17 por ARP Sindicato PN

El polémico comisario provincial Cid Alguacil proporciona un piso oficial gratuito a Gómez Gordo, quien trabajó diez años para gobiernos autonómicos del PP, bajo las presidencias de Aguirre y Cospedal, y fue condecorado irregularmente por el ministro Zoido tras hacer de enlace entre la DAO, dirigida por el comisario Pino, y la UDEF. Ahora, ambos están imputados por el juez que investiga el pago de fondos reservados al chófer de Bárcenas para que le robase documentos sobre la corrupción el PP.

El inspector jefe de Policía Nacional Andrés Gómez Gordo con María Dolores de Cospedal en su etapa en el Gobierno de Castilla-La Mancha. EFE/Archivo


BARCELONA
24/01/2019 08:26 Actualizado: 24/01/2019 08:26
CARLOS ENRIQUE BAYO @tableroglobal

Andrés Gómez Gordo sigue gozando de la protección y las prebendas que reparte el PP a los policías que estuvieron largo tiempo a su servicio, después de haber sido ascendido a comisario y condecorado irregularmente por el anterior Gobierno de Rajoy, tras la lealtad a ese partido que ha demostrado a lo largo de más de una década: empezó tapando en Madrid los escándalos de Gürtel y del espionaje entre dirigentes de la Comunidad, y acabó haciendo de enlace entre la Dirección Adjunta Operativa (DAO), dirigida por el comisario Eugenio Pino, y la UDEF que debería haber investigado los casos de corrupción del Partido Popular.

En su primera época de servicio al PP –como director de Seguridad del consejero de Justicia de Esperanza Aguirre– conoció al chófer de Francisco Granados, Sergio Ríos, a quien después Cospedal colocó de conductor de Bárcenas en 2010. Tres años después, participó en la operación policial encubierta Kitchen –por la que acaba de ser imputado en el caso Tándem del comisario Villarejo–, en la que se pagó con fondos reservados a ese mismo chófer Ríos para que sustrajese al extesorero del PP la documentación que se llevó sobre los casos de corrupción y la Caja B de ese partido.
Una trayectoria policial al servicio de los intereses del PP

Finalmente, Gómez Gordo –contratado personalmente por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, como su jefe de seguridad mientras presidía la Junta de Castilla-La Mancha– fue enviado en 2015 a la DAO, condecorado con medalla roja pensionada (que no se había ganado) por el exministro de las cloacas de Interior, Jorge Fernández Díaz, y después ascendido a comisario (cargo para el que no había hecho méritos) por Juan Ignacio Zoido. En la DAO, instruyó un expediente contra el comisario Jaime Barrado que había empezado a investigar uno de los casos de coacciones del comisario José Manuel Villarejo (el del apuñalamiento de la doctora Pinto).

Tan destacada trayectoria policial de servicio a los intereses del PP –incluso contrató a una agencia de detectives para que investigara los ordenadores del Gobierno socialista castellano-manchego de José María Barreda– sigue siendo recompensada en estos momentos, a pesar de estar siendo ya investigado por el juez Diego de Egea que instruye el megaproceso sobre la organización criminal que capitaneaba el comisario Villarejo.

Destinado hasta hace poco en la misma UDEF que investiga la trama corrupta del PP, Gómez Gordo tenía que ser apartado de allí aunque sólo fuera por motivos estéticos y fue destinado a uno de los puestos vacantes en la Comisaría Provincial de Alicante: el de jefe de Seguridad Ciudadana.

Y nada más llegar a su nuevo destino ha empezado a recibir, también allí, trato de favor. En este caso por parte del polémico comisario provincial, Alfonso Cid Alguacil, nombrado a dedo para ese puesto por el anterior Gobierno del PP y cuyo estilo autoritario ha provocado una auténtica rebelión interna entre los agentes locales, hasta el punto de que dos sindicatos policiales (ASP y ARP) han exigido su relevo reiteradamente por su pésima gestión y los problemas de seguridad que ha causado en Alicante.

Según ha podido saber Público de fuentes policiales locales, ha sido este comisario provincial Cid quien ha decidido personalmente otorgar a Gómez Gordo el uso y disfrute de las instalaciones del piso superior de la Comisaría del Distrito Centro, utilizándolas como residencia gratuita mientras busca un domicilio permanente en la ciudad. Un privilegio que en absoluto le corresponde, puesto que ni siquiera pertenece a esa comisaría de distrito –ya que está al frente de una brigada provincial– y que además supone un agravio comparativo con respecto a los funcionarios de Policía que pasan apuros para encontrar piso en Alicante –ciudad donde los alquileres se han disparado últimamente– tras ser destinados allí.
El otro agraciado trabajaba con el comisario Olivera

Además, Gómez Gordo comparte esta nueva prebenda con otro de los comisarios del círculo pepero: Félix de la Riva, quien ha llegado procedente del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), donde trabajaba como jefe de investigación del hasta hace poco director José Luis Olivera Serrano, a quien el propio Villarejo citó en su conversación con Cospedal –grabada en la planta noble de la sede del PP en Génova, 13–, afirmando que había "boicoteado" desde la propia dirección de la UDEF (que entonces ostentaba) las pesquisas policiales sobre el caso Gürtel.

Así que el otro agraciado por el comisario Cid con el disfrute del piso oficial que no les corresponde ha estado hasta hace poco trabajando estrechamente con el comisario Olivera, del que Villarejo dijo a Cospedal (como se escucha en la grabación de su propia voz): "...que no salga de aquí, es un hombre nuestro (...) Es el tío que en un momento determinado me avisa siempre. Totalmente de confianza. Él es que, gracias a él ha boicoteado mil cosas y tal".

Al parecer, los altos mandos policiales que obstruyeron a la Justicia para encubrir los casos de corrupción del PP son ahora los que se llevan las condecoraciones y son premiados con privilegios y prebendas.


1-10 of 144